Público
Público

La Iglesia reconoce que su punto de vista del aborto es el mismo desde la época de los romanos

Braulio Rodríguez cree que "cuestiones profundas como ésta deben someterse a referéndum"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El arzobispo primado de Toledo, Braulio Rodríguez, ha reconocido que la Iglesia no ha cambiado su punto de vista respecto al aborto desde la época de los romanos, y ha afirmado que echó en falta que no haya habido un 'debate en la sociedad' en este sentido.

'Cuestiones profundas como ésta deben someterse a referéndum', ha destacado Rodríguez, quien reconoce que muchas veces los políticos se encuentran en situaciones 'complejas', en referencia a la votación de los parlamentarios católicos.

Rodríguez, quien intervino como ponente en el Foro de la cadena Cope de Castilla-La Mancha, ha reconocido el 'pluralismo' que hay en la sociedad sobre ésta y otras cuestiones como es el caso de la presencia de los crucifijos en los espacios públicos.

'Posiblemente' convendría haber hecho un referéndum sobre el aborto, pero, 'lo que no ha habido ha sido un debate en la sociedad española', ha dicho el prelado de la archidiócesis toledana.

Ha reconocido que, 'indudablemente, hay muchísima gente partidaria (del aborto), pero hay otra muchísima gente que no lo es', por lo que cree conveniente que las 'cuestiones profundas' que atañen a los ciudadanos se debatieran antes de pasar 'a los legítimos legisladores'.

En este sentido, ha diferenciado entre la situación en que queda un católico que siendo consciente de lo que hace 'procure' un aborto, que entonces tiene una 'excomunión inmediata', y otra cosa es la comunión eucarística.

El PP, durante sus ocho años de Gobierno, 'podía' haber cambiado la ley

Así, los políticos católicos que han dado su voto a la reforma del aborto 'no pueden acercarse a tomar la comunión, pero, ello no significa que estén fuera de Iglesia. No podemos decir que esté condenado'.

Ha negado que la Iglesia haya sido pasiva respecto al aborto durante los ocho años del PP, aunque ha diferenciado entre los tres supuestos legales actuales para abortar a la nueva ley en la que el aborto 'es un derecho de la mujer, con lo cual el nasciturus está totalmente desprotegido'.

No obstante, ha reconocido que el Partido Popular, durante sus ocho años de Gobierno, 'podía' haber cambiado la ley, pero, 'esa es su responsabilidad'.