Público
Público

Importantes ausencias en el discurso final de Rajoy

Se pretendía escenificar una imagen de unidad en torno a Rajoy, pero las ausencias de Aguirre y los suyos, de Camps y de Javier Arenas ha empañado la fotografía que pretendía el líder del PP en la Convención del p

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rajoy y el Partido Popular han querido vender una imagen de unidad en la Convención del Partido que se ha celebrado este fin de semana en Barcelona. No parece que lo hayan conseguido.

El discurso final de Rajoy con todo el partido en pie aplaudiendo al líder y cerrando filas a su alrededor debía ser la foto que escenificara la cicatrización de las heridas, pero las ausencias de Esperanza Aguirre y la mayoría de sus consejeros, y la espantada de Camps son el mejor ejemplo de que el run run sólo se ha tapado los segundos que ha durado el aplauso a la intervención final de Rajoy.

Hubo una auténtica espantada de 'aguirristas' en el discurso de Rajoy

Da la sensación de que los cuchillos en el PP de Madrid y de Valencia sólo se escondieron momentáneamente bajo los abrigos cuando Rajoy dio su tardio puñetazo sobre la mesa hace unas semanas y reveló a los suyos que no era 'santo Job', pero este último desplante refleja que los cuchillos siguen afilados a la espera de tiempos mejores en los que relucir. 

Las primeras sospechas en la Convención llegaron cuando Esperanza Aguirre anunció que no acudiría al discurso de Rajoy por 'motivos familiares', una ausencia que el PP ha tratado de restar importancia por todos los medios. Pero los hechos son tozudos. Sólo dos de los delegados de Aguirre se quedaron a arropar a Mariano Rajoy.

Camps cambió a Rajoy por Fernando Alonso

Ni Esperanza Aguirre ni su secretario general, Francisco Granados, ni su vicepresidente, Ignacio González, estuvieron presentes en la clausura, a pesar de que la presidenta acudió el viernes con todo su equipo de gobierno y más de una veintena de sus diputados en la Asamblea de Madrid.

Sólo Antonio Beteta y Gádor Ongil fueron los peces gordos de Aguirre en la clausura de la Convención Nacional; la mayoría de la delegación madrileña desapareció sin dejar rastro. Pero no fueron las únicas ausencias reseñables.

Francisco Camps apenas estuvo unas horas en la Convención Nacional. Llegó a mediodía del sábado fuertemente arropado por unos 200 acérrimos seguidores traídos en autobuses desde Valencia, almorzó con Rajoy y el resto de barones territoriales y regresó a su ciudad.Visto y no visto. Cambió a Rajoy por la visita de Fernando Alonso a Ferrari en el circuito valenciano de Cheste. No parece que sea un evento ineludible que evite arropar a Rajoy.

Pero le quedaba otra sorpresa al presidente del Partido Popular. Entre los ausentes de la clausura de la Convención se encontraba también el presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, vicesecretario general de Política Territorial del PP y uno de los hombres más fuertes en el equipo del líder de la oposición. ¿Los motivos? 'Motivos familiares'.

La fotografía de unidad y apoyo pleno que buscaba Mariano Rajoy deberá esperar a una mejor ocasión.