Publicado: 17.07.2014 21:02 |Actualizado: 17.07.2014 21:02

Un incendio arrasa 300 hectáreas de una pedanía de Guadalajara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El incendio forestal declarado en la tarde de este jueves en la pedanía guadalajareña de Aleas, perteneciente al municipio de Cogolludo, se ha extendido hasta la urbanización «La Romerosa», que ha sido desalojada ante la llegada del fuego, que ha quemado 300 hectáreas en un perímetro de quinientas.

Las llamas han afectado a cuatro viviendas de la urbanización, según ha indicado a Efe el responsable del Consorcio de Bomberos de la Diputación Provincial, Francisco Javier Pérez del Saz. Asimismo, Pérez del Saz ha informado que el puesto de mando avanzado del dispositivo que está trabajando en las labores de extinción del incendio se va a instalar en el municipio de Arbancón, también en Guadalajara. La Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, por su parte, ha declarado el nivel 2 para el incendio forestal.

La página web de incendios forestales de la Consejería de Agricultura confirma la activación del nivel de alerta e informa de que se ha tenido que desalojar a tres personas de la urbanización La Romerosa de Aleas, por la proximidad de las llamas.

El delegado del Gobierno en la región, Jesús Labrador, ha informado, en declaraciones a los periodistas en Toledo, que se ha activado la Unidad Militar de Emergencias (UME) para que se incorpore a la zona del incendio, que hasta el momento ha afectado a monte bajo, monte y cereal, y evitar que éste pueda llegar al arbolado. Labrador, que ha expresado su intención de desplazarse a la zona para tratar de coordinar las actuaciones desde el Puesto de Mando Avanzado ubicado en Arbancón (Guadalajara), ha dicho que el objetivo es "tratar de controlar el incendio y perimetrarlo a lo largo de la noche, si fuera posible".

El delegado ha recalcado que "se están aportando todos los medios técnicos y humanos necesarios" para controlar la situación y ha precisado que "siempre que se declara el nivel 2 lo que se realiza es una acción preventiva en el sentido de tratar de evitar cualquier incidencia en el incendio en la medida de lo posible". Por su parte, el delegado de la Junta de Castilla-La Mancha en Guadalajara, José Luis Condado, en una rueda de prensa que ha ofrecido en el puesto de Mando Avanzado, ubicado en la localidad de Arbancón, a pocos kilómetros de Aleas, ha informado de que un trabajador de uno de los retenes que trabajan en este incendio ha sido trasladado al Centro de Salud de Cogolludo, al haberse visto afectado por el humo.

En estos momentos, un total de 32 medios materiales -dos medios de dirección y coordinación, doce medios de extinción aéreos y 21 terrestres- y 143 personas trabajan para sofocar el incendio, después de que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente decidiese ampliar el dispositivo enviado a Guadalajara. Asimismo, la Subdelegación de Gobierno ha informado de una ampliación del dispositivo enviado a Guadalajara con dos aviones anfibios más de 5.500 litros de descarga, un avión de comunicación y una unidad móvil de meteorología y transmisiones.

En total trabajan en la lucha contra las llamas cuatro aviones anfibios, tres de ellos procedentes de la base de Torrejón en Madrid y uno de Zaragoza, así como un helicóptero bombardero de 4.500 litros de descarga de la base de Villares de Jadraque en Guadalajara y un avión de observación y comunicaciones de Mutxamiel en Alicante. Para complementar la labor de los medios aéreos, trabajan en tierra tres Brigadas de refuerzo en incendios forestales procedentes de las bases de Lubia en Soria, Parado de Esquiladores en Cuenca y Daroca en Zaragoza, con sus seis helicópteros de 1.500 litros de descarga y una unidad móvil de meteorología y transmisiones de Madrid.

En total, el perímetro de la superficie afectada es de 500 hectáreas, pero según los medios aéreos, de esta cantidad, 300 han sido ya pasto de las llamas. Sobre las causas del incendio, Condado ha informado de que los servicios periféricos de la Junta estudian el origen, aunque vecinos han apuntado a que es posible que haya sido una cosechadora que trabajaba en la zona a esa hora.

Se da la circunstancia de que Aleas es una pedanía del término municipal de Cogolludo, localidad en la que estaba radicado el retén del que fallecieron once integrantes hace hoy nueve años, en un incendio declarado en La Riba de Saelices, también en la provincia de Guadalajara.