Público
Público

India hunde un barco pirata mientras los secuestros continúan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un barco de guerra indio destruyó el miércoles un barco pirata en el Golfo de Adén mientras hombres armados somalíes capturaban dos barcos más, a pesar del gran despliegue naval internacional frente a la costa del anárquico país.

El sábado, los piratas realizaron el mayor secuestro naval de la historia al capturar un superpetrolero saudí que transportaba crudo por valor de 100 millones de dólares (unos 80 millones de euros). Desde entonces han tomado también un pesquero tailandés, un carguero griego y un barco de bandera hongkonesa.

La ola de piratería registrada este año en Somalia ha elevado los precios de los seguros, obligado a algunas empresas a cambiar sus rutas y provocado una respuesta militar sin precedentes de la Unión Europea, la OTAN y otros países.

"Los piratas están enviando un mensaje al mundo de que 'podemos hacer lo que queramos, podemos pensar lo impensable, hacer lo inesperado'", dijo a Reuters en Mombasa Andrew Mwangura, coordinador del Programa de Asistencia de Marinos del Este de África.

La Oficina Marítima Internacional anunció que los piratas de este país del Cuerno de África habían secuestrado un pesquero tailandés con 16 tripulantes. La noticia seguía a la captura de una embarcación con bandera hongkonesa que se dirigía a Irán con un cargamento de grano.

A su vez, el grupo de Mwangura anunció la toma de un carguero griego, aunque un funcionario del Ministerio griego de Marina Mercante dijo a Reuters en Atenas que no se tenía constancia de tal incidente.

el miércoles volvieron a producirse enfrentamientos con armas de fuego en Mogadiscio - y el atractivo de los rescates multimillonarios.

Hasta ahora no se ha reclamado ningún rescate por el superpetrolero saudí Sirius Star, que los piratas lograron capturar en su golpe más audaz hasta la fecha pese a las patrullas navales internacionales.

Un portavoz del propietario del barco, la empresa saudí Aramco, dijo que la compañía esperaba saber de los secuestradores a lo largo del miércoles. Una página web somalí aseguró que se exigía un rescate de 250 millones de dólares.

El Sirius Star fue secuestrado a 450 millas al sureste de Mombasa, muy lejos de la zona habitual de operaciones de las bandas. El miércoles se creía que estaba anclado cerca de Eyl, una antigua población pesquera somalí y que ahora es una base pirata bien defendida.

MÁS DE 200 REHENES

Se cree que los piratas somalíes retienen en torno a una docena de barcos en la zona y más de 200 rehenes. Entre las embarcaciones hay una ucraniana que transportaba 33 tanques y otras armas, y que fue capturada este año en otro gran golpe.

Dado que están bien armados con granadas, ametralladoras pesadas y lanza cohetes, la mayoría de las marinas extranjeras han evitado la confrontación directa, y en casi todos los casos los propietarios de los barcos tratan de negociar rescates.

El comodoro de la Marina Real británica Keith Winstanley, subcomandante de las Fuerzas Marítimas Combinadas en Oriente Próximo, dijo que las tropas de coalición no podían estar en todas partes.

"Los piratas irán a donde no estemos", dijo a Fairplay, parte del grupo de análisis defensivo Jane's Information. "Si patrullamos el Golfo de Adén, entonces se irán a Mogadiscio. Si vamos a Mogadiscio, irán al golfo de Adén".