Público
Público

Indultos contra las condenas por top manta

Un grupo de abogados reclama la liberación de 15 manteros de los cerca de 120 encarcelados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de manteros encarcelados en España por vender CD y DVD pirata ya es el doble de los que había a finales de 2008. A principios de este mes, 118 personas cumplían condenas o estaban acusadas de delitos contra la propiedad intelectual en las prisiones españolas, según la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. La mayor parte eran subsaharianos vendedores del top manta.

'Encarcelar a una persona por la venta ambulante de CD y DVD pirata es una barbaridad. Vulnera principios como el de la proporcionalidad o el de intervención mínima', denuncia Julián Ríos, el abogado que lidera el colectivo de juristas que ha puesto en marcha una campaña para evitar estos encarcelamientos.

'Son negros pobres e indocumentados que no tienen otra forma de sobrevivir'

Los objetivos de la iniciativa son dos. El principal es conseguir, a medio plazo, una reforma del Código Penal que despenalice el top manta. Hasta que se produzca la modificación, los abogados plantean otra estrategia a corto plazo: indultar a los manteros condenados o pendientes de juicio.

Hasta ahora, su campaña ha llegado a cárceles de Zaragoza, Bilbao, Madrid y Valladolid. En total, suman 15 solicitudes de indulto. Esta semana, tienen previsto crear una red estatal para llegar a todos los manteros presos en el país. Para contactar con los reos, los letrados se apoyarán en los colectivos que trabajan en las prisiones y en los abogados del servicio de orientación jurídica penitenciaria.

Las sanciones por la venta de CD y DVD superan a las de robos con violencia

Entre las firmas del colectivo destacan el fiscal del Tribunal Supremo Félix Pantoja, o el juez de la Audiencia Nacional Ramón Sáez Valcárcel. La cara más mediática de la iniciativa es la plataforma de artistas Ni un mantero más en prisión, con los actores Willy Toledo y Alberto San Juan. Otras organizaciones que apoyan esta iniciativa son la Asociación Seguimiento y Apoyo a Presos de Aragón (ASAPA), la Red Ferrocarril Clandestino y Punto Mantero.

La sanción por la venta de este material está recogida en el artículo 270.1 del Código Penal. El texto dicta penas de prisión de entre seis meses y dos años y multas de 12 a 24 meses. Las sanciones por este delito superan a las de robos con violencia o intimidación (uno o dos años, sin multa, según el artículo 242.3) o las de delitos de lesiones.

La modificación del Código Penal estaba prevista para principios de 2009, pero todavía no se ha realizado. Si el Gobierno no incluye la supresión de las penas contra los manteros, algunos grupos parlamentarios han anunciado que presentarán enmiendas a la reforma.

En febrero, el Grupo Parlamentario de ERC, IU e ICV presentó la proposición de Ley de modificación de la Ley Orgánica 1/1995 del Código Penal, contra la criminalización e ingreso en prisión de personas que venden CD y DVD ilegalmente en la calle.

Tanto la propuesta del grupo progresista del Congreso de los Diputados como la de los abogados, propone una serie de alternativas a la encarcelación. Entre ellas, la de 'no perseguir penalmente a quien, sin estar integrado en una organización, reproduzca o distribuya a pequeña escala las obras'. Como sanción, la proposición de Ley aconseja que la distribución 'sólo sea punible cuando el beneficio obtenido o el perjuicio causado exceda de 400 euros'.

El juez Sáez Valcárcel critica que estas normas están 'criminalizando la pobreza'. 'Son negros pobres e indocumentados que no tienen otra forma de sobrevivir más que vendiendo películas o discos de música en la calle', reflexiona el magistrado.

'Hay que plantearse si este es el precio que queremos pagar para combatir la piratería y defender los derechos de autor. La piratería no se combate así. La mayor parte se realiza por descargas de Internet', enfatiza .

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) creó hace cinco años la Oficina de Defensa de la Propiedad Intelectual para 'combatir el fenómeno del top manta' y su apuesta por mantener las penas de prisión.