Público
Público

La industria del porno se para por un positivo

El caso de VIH se produce en medio de una guerra por el uso del preservativo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el valle de San Fernando (California), donde se producen unas 200 películas pornográficas al mes, no habrá más porno hasta nuevo aviso. La industria del sexo decidió ayer dejar de grabar escenas calientes tras saberse de un posible caso de VIH de uno de sus actores. La moratoria no se levantará hasta que se confirme la infección y se rastree la vida sexual del supuesto infectado. La noticia ha saltado días después de que se lanzara una campaña para que se obligue a usar preservativos en las filmaciones.

La Free Speech Coalition (FSC), que representa a las principales productoras y realizadores independientes de pornografía de EEUU, pidió ayer en un comunicado 'una moratoria inmediata en la producción hasta que los informes preliminares sean confirmados y se identifiquen posibles exposiciones de primera y segunda generación'. Tras este rastreo, 'la cuarentena se extenderá después de ese punto, si fuera necesario', recoge el sitio de noticias Xbiz.

Aunque el comunicado de la FSC es muy prudente, cuenta que un actor, sin especificar su sexo, dio positivo el pasado sábado en un test de VIH. Además de la moratoria, la FSC ha recomendado a todos los artistas preocupados por un posible contagio, que se hagan nuevos test.

'Sé que hay riesgos en mi trabajo, pero es mi elección. Si usted quiere ver preservativos en el porno, vote con su dinero'

La preocupación y celeridad tienen su lógica. El 15 de agosto, la influyente AIDS Healthcare Foundation, con sede también en California, inició una campaña para obligar a los actores porno a usar preservativos en sus escenas. Esta organización está reuniendo firmas entre los electores para que la obligación sea sometida a votación en junio de 2012 en un referéndum. De salir adelante, el condado de Los Angeles no daría permisos de filmación a quienes no usen condones.

La industria del porno dice no estar en contra de los preservativos sino de que les obliguen a usarlos. 'Sé que hay riesgos en mi trabajo, pero es mi elección. Si usted quiere ver preservativos en el porno, vote con su dinero. Nos ayudará mucho más que cualquier legislación', escribió recientemente el actor Danny Wylde, representante del gremio en el APHSS, un comité creado por la FSC para vigilar la salud de sus trabajadores.

Se da la circunstancia de que este comité se creó hace dos semanas, en parte para contrarrestrar la campaña pro condón y, por otra parte, para llenar el vacío que dejó su predecesor, el Adult Industry Medical. Éste se declaró en bancarrota en mayo, meses después de que unos piratas informáticos entraran en sus redes y se hicieran con la base de datos de 12.000 actores y sus enfermedades de transmisión sexual. La industria ha incorporado progresivamente el uso de profilácticos desde la aparición del sida en la década de los ochenta.