Público
Público

La inflación en la Eurozona se modera pero sigue superando la meta del BCE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La inflación interanual en los países del euro retrocedió una décima en mayo, hasta el 2,7 %, frente al 2,8 % de abril y el 1,7 % interanual registrado en el mismo mes del año anterior, según informó hoy Eurostat, confirmando el cálculo adelantado por la oficina de estadística comunitaria.

Aunque supone una moderación, la tasa supera por sexto mes consecutivo el objetivo del Banco Central Europeo (BCE), de situar la inflación para la zona euro por debajo del 2 % a medio plazo.

Precisamente, el BCE advirtió hoy en su boletín mensual de junio de que se mantienen las presiones al alza sobre la inflación, debido a los precios de la energía y las materias primas.

El lenguaje utilizado por la entidad monetaria apunta a una subida moderada de los tipos de interés en julio, como ya lo hizo su presidente, Jean-Claude Trichet, tras la reunión del consejo de gobierno de la semana pasada.

"El consejo de gobierno actuará con firmeza y en el momento oportuno. Adoptará todas las medidas necesarias para evitar que la evolución reciente de los precios dé lugar a presiones inflacionistas generalizadas", dice el boletín mensual.

Los expertos prevén que, en su reunión de julio, el BCE incrementará en 25 puntos básicos la tasa rectora, situada actualmente en el 1,25 %.

En España, la inflación empezó a moderarse en mayo al bajar por primera vez en nueve meses hasta el 3,5 %, de manera que el diferencial de inflación interanual con sus socios del euro fue de ocho décimas.

En contraste, los porcentajes de inflación más bajos de la zona euro fueron observados en Irlanda (1,2%), Francia (2,2 %), Alemania Holanda y Eslovenia (2,4 %); mientras que los más altos de la zona de la moneda única se situaron en Estonia (5,5%) y Eslovaquia (4,2 %).

En el caso de Alemania, esta tasa supone una moderación de tres décimas respecto al mes anterior, mientras que Francia volvió a mantenerse estable.

Más allá de la zona euro, la inflación registró un comportamiento similar en el conjunto de la Unión Europea, donde se moderó desde el 3,3 % de abril al 3,2 % de mayo, cifras que contrastan con el 2,1 % interanual registrado en el mismo mes del año anterior, según detalló Eurostat.

En el conjunto de la UE, la inflación interanual cayó en nueve países, se mantuvo estable en cuatro y aumentó en catorce, de los cuales Rumanía fue el país más inflacionista, con una tasa del 8,5 % interanual en mayo.

Los principales componentes que tiraron de la inflación al alza fueron el transporte (5,3 %), la vivienda (4,7 %) y el alcohol y tabaco (3,3 %); mientras que contribuyeron a moderar el índice las comunicaciones (-1.0 %), el ocio y la cultura (0 %) y el equipamiento del hogar (1 %).

Más específicamente, el combustible para transporte (0,48 puntos porcentuales), combustible para calefacción (0,15) y la electricidad (0,12)) fueron los subíndices que registraron los mayores impactos en el índice; mientras que las telecomunicaciones (-0,12 puntos porcentuales), alquileres (-0,08) y automóviles (-0,07) fueron responsables de los mayores impactos a la baja.