Público
Público

Una inmensa película vertical de Tacita Dean ocupa la Tate Modern de Londres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sala de turbinas de la Tate Modern de Londres acoge desde hoy las monumentales imágenes que la artista británica Tacita Dean ha filmado en 35 milímetros para proyectarlas en una pantalla vertical de trece metros de altura.

Dean ha bautizado como "Film" una película muda de once minutos de duración que sumerge al espectador en una serie de "imágenes de la vida real" como árboles, cascadas, frutas y edificios, que se suceden en una proyección vertical de proporciones "gigantescas".

"He tratado de convertir en una película la propia sala de turbinas, un lugar con una identidad muy fuerte. Las cosas que he filmado, los colores en movimiento, llegan desde el mundo exterior y ocurren en el espacio ilusorio que se ha creado", explicó a Efe la artista.

La sala más icónica del centro de arte londinense, una antigua central eléctrica a orillas del Támesis, es un espacio de cinco plantas de altura y 3.400 metros cuadrados de superficie en el que cada año se muestran dos instalaciones que suelen sorprender por su singularidad.

El trabajo de la artista visual británica sustituye en la nave principal de la Tate Modern al artista chino Ai Weiwei, que había tapizado el suelo de la sala de turbinas con más de cien millones de pipas de porcelana.

Dean ha filmado columnas de humo que surgen de chimeneas industriales, caracoles que se desplazan sobre hojas de árbol y escaleras mecánicas en funcionamiento en un formato de cine analógico que está en "vías de extinción".

A pesar de que la británica, de 45 años, ve en los medios digitales un nuevo camino a descubrir con sus propias normas y secretos, en esta ocasión ha optado por filmar con los tradicionales rollos de película de 35 milímetros, que ella misma ha montado en un proceso "artesanal".

Dean giró la lente de Cinemascope de su cámara 90 grados para lograr que las imágenes de "Film" fueran verticales y se sirvió de diversas técnicas de estudio para recrear el aspecto de las películas de principios del siglo XX.

La artista británica ha recuperado algunos motivos habituales en sus obras como tormentas y horizontes marinos, y las ha combinado con formas geométricas y paneles de color para crear "el ritmo y la métrica de un poema visual".

Dean, pintora de formación, es conocida por sus trabajos de videoarte, que combinan la imagen y el sonido, aunque su último trabajo, diseñado específicamente para la Tate Modern durante el último año, es mudo.

"He preferido dejar la película en silencio, porque la sala de turbinas tiene su propia banda sonora y no quería competir con eso", señaló la artista, que se refirió al ambiente "extraño" que crean las voces y los pasos de los visitantes en ese vasto espacio.

Dean describió como "un proceso infernal" la fase final del montaje, a mano, de los miles de fotogramas de "Film", un proyecto que concluyó hace apenas unos días, después de trabajar en él desde septiembre de 2010.

"Ha sido un viaje largo y difícil llegar hasta aquí, pero es un privilegio enorme exponer en la Tate Modern", dijo Dean, que calificó su obra de "pequeño milagro".

Tacita Dean, finalista del premio Turner en 1998, es conocida por sus obras visuales, entre ellas su trabajo "Presentation Sisters", una filmación de una hora que refleja la rutina diaria de un convento.

Por Guillermo Ximenis.