Público
Público

Una intervención temprana ayuda a los bebés que nacen sordos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los bebés con pérdidapermanente de la audición obtienen buenos resultados entérminos de desarrollo del lenguaje si desde antes de los 3meses de edad reciben programas de intervención, indicó unnuevo estudio.

Normalmente, los niños con sordera moderara a profunda dansignos de retraso en el desarrollo del lenguaje entre los 12 ylos 16 meses de edad, comparados con aquellos con sordera levea mínima, explicó un equipo de investigadores en la revistaPediatrics.

Estudios previos demostraron que los niños sordos o conhipoacusia sin diagnóstico e intervención temprana para mejorarel desarrollo del lenguaje no alcanzan al resto de los niñossin problemas auditivos en las habilidades del lenguaje o"sociales, de aprendizaje y académicas", destacó el equipo dela doctora Betty Vohr, de la Brown University, en Providence.

"Esto reduce sus posibilidades laborales en la edadadulta", añadieron los autores.

La evidencia comenzó a surgir recién en la década de los90: "los niños con pérdida de la audición que recibían unaintervención antes de los 6 meses de edad lograban un nivel delenguaje comparable con el de los chicos con audición a los 3años de edad".

En el nuevo estudio, el equipo analizó el nivel deaprendizaje del lenguaje en 30 bebés con sordera leve aprofunda, de los cuales algunos habían recibido unaintervención temprana, y los comparó con 96 bebés con audiciónnormal (controles).

Comparados con los niños con sordera leve a mínima y elgrupo de control, los bebés con sordera moderada a profundaobtuvieron resultados significativamente más bajos para lacomprensión de frases y palabras, la producción de palabras ylos gestos.

La participación en una intervención temprana, hasta los 3meses de edad, estuvo asociada con resultados más altos encuanto a cantidad de palabras comprendidas, palabras producidasy gestos que la participación de bebés de 3 meses o más.

El equipo señaló que se desconoce si los chicos con sorderamoderada a profunda podrán "alcanzar" a aquellos con sorderaleve a mínima.

Tampoco se conoce si el grupo con sordera leve a mínimacomenzará a quedar retrasado con respecto a sus pares conaudición normal a medida que el lenguaje se vuelva más complejoy que la exposición a ambientes ruidosos aumente.

FUENTE: Pediatrics, septiembre del 2008