Público
Público

Investigan a la filial británica del Santander por información deficiente a sus clientes

La Autoridad británica de servicios financieros analiza si la entidad, además de ofrecer asesoramiento insuficiente, vendió productos financieros de forma indebida. La multa podría ser millonaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Santander UK, la filial del Banco Santander en el Reino Unido, está siendo investigado en ese país por asesorar de forma deficiente a sus clientes a la hora de invertir. Si finalemente Santander UK es sancionado, podría enfrentarse a una multa millonaria, según informaron fuentes del banco.

De acuerdo con estas fuentes, inspectores encubiertos de la Autoridad británica de servicios financieros (FSA), el supervisor británico, detectaron un pobre servicio por parte del banco durante una investigación efectuada entre marzo y septiembre del año pasado.

Concretamente, apuntaron las fuentes, las deficiencias se identificaron 'en la primera fase' del proceso de asesoramiento sobre productos de inversión, cuando se evalúa la idoneidad del cliente para ese producto.

La FSA dio a conocer este miércoles los resultados de dicha investigación, realizada con el método del 'cliente misterioso' —los inspectores se hacen pasar por consumidores—, e indicó que, de un total de seis entidades investigadas, una iba a ser referida a su unidad de aplicación de la normativa, sin identificarla.

Todas las entidades investigadas deberán ahora examinar sus archivos de clientes, a través de un auditor externo

Una portavoz de la FSA dijo a Efe que ese banco será objeto 'de una investigación más profunda en la que se dirimirá si, además de ofrecer asesoramiento insuficiente, vendió productos de forma indebida'.

Todas las entidades investigadas deberán ahora examinar sus archivos de clientes, a través de un auditor externo, para valorar si pudo haber venta indebida de productos financieros, en cuyo caso tendrán que compensar a los afectados, indicó esta portavoz.

En el caso del Santander, si se confirma la venta y asesoramiento indebidos a clientes en la nueva investigación, podría recibir una multa millonaria, confirmó la portavoz.

La FSA impuso en enero de 2011 una multa de 7,7 millones de libras (8,9 millones de euros) a Barclays por asesoramiento de inversión deficiente y en diciembre de 2011 otra de 10,5 millones de libras (12,15 millones de euros) al HSBC por el mismo motivo.

El propio Santander UK fue sancionado con 1,5 millones de libras (1,73 millones de euros) en febrero del año pasado.

A raíz de la investigación de la FSA, la filial británica del español banco Santander ya ordenó la suspensión en diciembre de 2012 de 800 de sus asesores financieros al considerar, según confirmó un portavoz, 'que no estaban bien preparados para realizar sus funciones'.

En un comunicado, Santander UK declaró que 'continuará revisando cómo asesorará a sus clientes en el futuro para su beneficio y para proveer productos de inversión apropiados'.

Santander UK declara que 'continuará revisando cómo asesorará a sus clientes en el futuro'

'Estamos analizando los hallazgos en el contexto de las significativas acciones que adoptamos en 2012 (...) Continuamos creyendo que es importante ofrecer a los clientes acceso a un amplio abanico de productos financieros ajustados a sus necesidades y a sus situaciones particulares, y estamos trabajando hacia ese objetivo', se señala en la nota.

La FSA decidió realizar esta investigación sobre los servicios de asesoría de inversión prestados por la banca británica tras detectar anteriormente irregularidades en la comercialización de seguros de protección de pagos y protección frente a la volatilidad de los tipos de interés.

Los principales bancos británicos han tenido que pagar cuantiosas indemnizaciones a sus clientes por venta engañosa o indebida de esos productos.

En enero de este año entró en vigor en el Reino Unido una nueva normativa fruto de llamada Revisión de la distribución minorista (RDR, en inglés), que pretende garantizar que los asesores financieros estén debidamente formados y que sus tarifas sean más transparentes.