Público
Público

El IPC japonés supera en septiembre el año y medio de deflación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de Japón cayó un 1,1 por ciento en septiembre frente al mismo período de 2009, con lo que marca diecinueve meses consecutivos de deflación, informó hoy el Gobierno nipón.

El indicador, que excluye los alimentos frescos por su excesiva volatilidad, se mantuvo en septiembre en 99,1 puntos con respecto a la base de 100 fijada en 2005, según los datos preliminares difundidos por el Ministerio de Interior y Comunicaciones.

El descenso interanual del IPC es algo superior a las previsiones de los analistas consultados por medios como la agencia local Kyodo, que habían calculado un descenso del 1 por ciento.

Con respecto al mes de agosto, los precios subieron una décima en Japón durante el mes de septiembre.

En Tokio, donde el análisis de los precios corresponde al mes de octubre, el IPC cayó un 0,5 por ciento interanual, por debajo de las previsiones de los expertos, que calculaban un retroceso del 0,8 por ciento.

Los precios en el área metropolitana de la capital se consideran un indicador avanzado de la evolución de los precios en todo el país.

La economía de Japón, que creció un 1,5 por ciento entre abril y junio, se encuentra afectada por una persistente deflación que supone uno de los grandes lastres para la recuperación.

El Banco de Japón (BOJ), que desde este mes adoptó una política de tipos de interés virtualmente en cero, espera que la inflación retorne a la economía japonesa a partir del ejercicio fiscal 2011, que comienza en abril de ese año.

El BOJ pronosticó ayer que el IPC tendrá un crecimiento negativo del 0,4 por ciento en el actual año fiscal, pero suponga ya un aumento de una décima en el ejercicio 2011 y crezca un 0,6 por ciento en 2012.

El Banco de Japón indicó, en un informe sobre la actividad económica y los precios, que el Índice de Precios al Consumo seguirá cayendo durante este año en la economía asiática pero que su ritmo de descenso irá ralentizándose paulatinamente.