Público
Público

La ISAF pide investigar la posible muerte de civiles en una ofensiva en este afgano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mando de la OTAN en Afganistán ha pedido la apertura de una investigación que aclare la posible muerte de civiles, entre ellos 8 menores, en una ofensiva en el este afgano denunciada ayer por una delegación nombrada por el presidente, Hamid Karzai, según un comunicado remitido hoy por la Alianza Atlántica.

"Mientras no hay pruebas directas que sustenten estas denuncias, la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad) ha pedido y da la bienvenida a una investigación conjunta que alcance una determinación imparcial y precisa sobre los acontecimientos ocurridos", reza la nota.

La comandancia de la ISAF, bajo mando de la OTAN, aseguró que el pasado 26 de diciembre una fuerza conjunta de las tropas de la coalición liderada por EEUU y del Ejército afgano lanzaron una operación en el distrito de Narang, en la provincia oriental de Kunar.

De acuerdo con esta versión, los militares entraron en el municipio de Ghazi Khan con el objetivo de localizar a un "grupo insurgente responsable de una serie de ataques violentos en la zona".

Durante la ofensiva, los militares fueron tiroteados desde diferentes posiciones en varios edificios, por lo que respondieron al ataque y mataron a "nueve individuos".

Tras el enfrentamiento, los militares hallaron varios rifles de asalto, munición y nitrato de amonio -material que se usa en la fabricación de artefactos explosivos-, según la nota, que no precisa en qué lugar fue encontrado el arsenal.

"La ISAF es un socio comprometido con el Gobierno y el pueblo de Afganistán y como tal abrazamos la responsabilidad de llevar a cabo nuestras operaciones con el más estricto grado de contención para evitar víctimas civiles", dijo la organización militar en la nota.

"Si fallamos en cumplir con este elevado estándar al que nos hallamos sujetos -continuó la ISAF- siempre buscaremos mejorar nuestra capacidad para evitar consecuencias no intencionadas en el futuro".

Ayer, una delegación oficial designada por Karzai concluyó que una "unidad" de las fuerzas extranjeras se descolgó de un avión, "sacó a diez personas de tres casas, ocho de ellas escolares" y disparó contra ellas el pasado día 27, domingo, en el distrito de Narang.

En Kabul y en la provincia oriental de Nangarhar, vecina a Kunar, grupos de manifestantes salieron ayer a las calles para protestar por la supuesta muerte de civiles en ofensivas militares de las tropas extranjeras, según la agencia afgana AIP.

En la ciudad de Jalalabad, capital de Nangarhar, estudiantes universitarios corearon consignas contra el presidente de EEUU, Barack Obama, y el Gobierno de Afganistán.

El pasado lunes Karzai ya había condenado la acción de las tropas extranjeras en Kunar y había ordenado a una delegación formada por altos cargos de la Comisión de Quejas y los Ministerios de Defensa e Interior que investigara lo sucedido.

Desde hace más de un año Karzai, que renovó su mandato presidencial en noviembre, denuncia con asiduidad los ataques de las tropas internacionales que acaban con la vida de civiles.

Según un informe de la ONU, 1.500 civiles afganos murieron en los primeros ocho meses de 2009, un 23 por ciento de ellos en acciones militares de las fuerzas extranjeras y afganas, sobre todo en ataques aéreos.