Público
Público

Ismael Álvarez crea un partido propio ante la negativa del PP de incluirle

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex alcalde de Ponferrada, Ismael Álvarez, se presentará a la alcaldía de esta ciudad leonesa al frente de un partido independiente después de que el PP se haya negado a acogerle bajo sus siglas políticas.

Ismael Álvarez, que dimitió de su cargo en el año 2002 tras el escándalo desatado por el caso de acoso sexual a la ex edil de su equipo de Gobierno, Nevenka Fernández, y que fue condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, ha confirmado hoy este proyecto durante una conferencia de prensa.

Este tribunal le condenó a pagar una indemnización a esta mujer con 12.000 euros y a pagar una multa de 6.480 euros por este mismo delito.

El asunto llegó al Tribunal Supremo, que confirmó la indemnización a la concejala y rebajó la multa a 2.160 euros.

El Tribunal Constitucional rechazó en enero de 2005 el recurso que presentó Álvarez contra esta última sentencia.

Ismael Álvarez ha precisado que concurrirá a las elecciones municipales de mayo con este nuevo partido después de que el propio presidente regional del PP, Juan Vicente Herrera, le haya negado su inclusión en la lista popular.

El ex regidor no ha querido revelar las siglas del nuevo partido ni los miembros de la lista que concurrirán con él en las elecciones.

En su primera comparecencia pública como político nueve años después de su dimisión como alcalde, senador y consejero de Caja España, Ismael Álvarez ha confiado en que el caso Nevenka, que reconoce que ha influido en la decisión del PP, no sea una factor determinante entre los votos de la ciudadanía.

"Voy a estar ajeno a este tema, el mismo tema de siempre no dura una vida entera", ha asegurado el ex alcalde, quien ha añadido que la falta no era "tan grave".

El ex alcalde ha reconocido que su deseo era encabezar la lista del Ayuntamiento por el PP, algo que le llevó, incluso, a escribir una carta al presidente del partido, Mariano Rajoy.

Sin embargo, según su versión, el actual regidor y diputado nacional, Carlos López Riesco (PP), se negó a aceptar sus pretensiones.

En este sentido, Ismael Álvarez ha criticado a Riesco por mantener su puesto como alcalde y diputado, algo que considera incompatible porque resta horas de trabajo a la gestión municipal.

"Parte de mi proyecto se ha abandonado, se ha desviado, están, lógicamente, en su derecho de hacerlo porque gobiernan ellos", ha destacado a la vez que ha recordado que en todas las esquinas de la ciudad se sigue hablado de él.

"Me tuve que ir antes de lo que quise, tuve que irme, y eso quiero recalcarlo, porque no quise hacer daño al Partido Popular, pero nadie me obligó a irme", ha subrayado.

Para Álvarez, hace falta una gestión más rápida así como más comunicación con los ciudadanos.

El ex regidor, que ha conversado durante los últimos meses con algunos pequeños partidos que concurrirán en las próximas elecciones, ha avanzado que de la lista de su partido formará parte gente "muy de izquierdas" y también del Partido Popular.

Aunque ha sostenido que es aún muy pronto para hablar de resultados electorales, no ha descartado pactar con cualquier grupo político si esto le permitiera gobernar con una mayoría relativa.

Álvarez ha incidido en que sigue teniendo vocación de tomar decisiones para mejorar el municipio, el motivo que le ha llevado a volver a la política años después, y ha manifestado que ocupará a partir del próximo 22 de mayo el lugar que le asignen los ciudadanos con sus votos.