Público
Público

Israel dice haber frustrado un atentado en un centro comercial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, dijo el domingo que un coche cargado de explosivos aparcado frente a un centro comercial en el norte de Israel, y que fue desactivado por la policía, había sido un intento de atentado árabe que podría haber causado un gran número de víctimas.

Medios israelíes dijeron que una facción armada poco conocida llamada Liberadores de Galilea reivindicó la colocación de la bomba en Haifa el sábado.

Galilea está en Israel - sugirió que podría estar formado por árabes israelíes, que suponen alrededor del 20 por ciento de la población del estado judío.

"Un enorme desastre se evitó anoche en Haifa después de que no explotara un coche cargado con docenas de kilos de explosivos", dijo Olmert en la reunión semanal del Gabinete.

Olmert no utilizó la palabra "palestinos" en sus comentarios, pero dijo que Cisjordania había sido un punto de partida habitual para atentados dentro de Israel.

"Una investigación preliminar muestra que fue una infraestructura terrorista que operaba con gran sofisticación y que pretendía llevar a cabo un atentado con numerosas víctimas", dijo, sin nombrar a ningún grupo.

Los Liberadores de Galilea fueron citados diciendo que querían vengar la demolición por parte de Israel de viviendas palestinas en Jerusalén y la reciente ofensiva militar israelí en Gaza.

El número de atentados palestinos desde la ocupada Cisjordania ha caído drásticamente en los últimos años, una reducción que líderes israelíes atribuyen en parte al muro que Israel ha construido en el territorio en medio de la condena internacional.

Sin embargo, Olmert declaró: "No deberíamos engañarnos a nosotros mismos. Los intentos por parte de organizaciones terroristas de llevar a cabo atentados dentro de Israel, a lo largo de sus fronteras y en su corazón, en varias regiones, siguen adelante".

En el último año ha habido un atentado suicida palestino en Israel.

En otros cuatro incidentes desde 2008, que la policía describió como atentados, tres excavadoras y un coche conducidos por residentes palestinos de Jerusalén Oriental Árabe arremetieron contra vehículos israelíes en la zona occidental de la ciudad.

Esos acontecimientos subrayaron un particular desafío a la seguridad para Israel: vecinos de Jerusalén Oriental, una zona capturada en una guerra de 1967 y anexionada en una iniciativa que no ha tenido reconocimiento internacional, llevan los mismos carnés de identidad emitidos a judíos israelíes y disfrutan de mayor libertad de movimiento que los palestinos de Cisjordania.

El portavoz policial Micky Rosenfeld dijo que una pequeña explosión, posiblemente causada por una detonación fallida, atrajo la atención de la policía al aparcamiento del centro comercial. Dijo que entonces encontraron un "gran explosivo" en el coche y llamaron a los artificieros.