Público
Público

Israel no dejará entrar en Gaza a un barco con activistas judíos e israelíes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel no dejará entrar en Gaza a un barco con activistas judíos e israelíes de izquierdas que zarparon ayer del puerto chipriota de Famagusta con la intención de romper el bloqueo a la franja y llevar ayuda humanitaria a la población palestina.

"El procedimiento es igual en todos los casos", dijo en declaraciones a Efe el portavoz del Ministerio de Exteriores, Igal Palmor, al asegurar que, como en casos anteriores, el barco no podrá llegar a la franja si ese es realmente su destino.

Según el portavoz, la Marina israelí preguntará a la tripulación a dónde se dirige y si Gaza no es su destino le permitirá seguir.

En caso de que no sea así, "les aclararemos que la franja está bajo bloqueo internacional y que tienen prohibido dirigirse allí", ofreciéndoles alternativas para dirigirse a otro puerto.

"Si insisten en seguir hacia Gaza, en cuanto entren en la zona prohibida serán interceptados y trasladados al puerto de Ashdod", agregó Palmor.

Se trata del mismo procedimiento que el Ejército israelí siguió en mayo pasado en el asalto a la Flotilla de la Libertad, en el que murieron nueve activistas turcos y que originó una gran polémica internacional que forzó a Israel a levantar una gran parte de las restricciones que imponía a la franja controlada por el movimiento islamista Hamás desde 2007.

En ese caso la flotilla fue asaltada en aguas internacionales y no al entrar en las aguas territoriales de Gaza.

El barco que zarpó de Famagusta, llamado "Irene", ha sido fletado por organizaciones judías internacionales y navega bajo bandera británica con diez pasajeros a bordo, todos ellos judíos procedentes de Reino Unido, EEUU, Alemania e Israel, informaron las organizaciones responsables.

Entre los pasajeros se encuentra un superviviente del Holocausto de 82 años, así como destacados activistas y pacifistas judíos.

El proyecto está impulsado por organizaciones como la británica "Judíos por la Justicia para los Palestinos", la europea "Judíos Europeos por una Paz Justa", la estadounidense "Voz Judía por la Paz" o la australiana "Judíos contra la Ocupación".

Según los organizadores, se trata de "un acto simbólico de solidaridad y protesta no violenta" que insta al levantamiento del bloqueo.

El "Irene" trata de hacer llegar a Gaza juguetes, instrumentos musicales, libros de texto, redes de pesca y prótesis para discapacitados, destinadas al Programa de Salud Mental Comunitario de Gaza.

La nave está adornada con decenas de banderas que llevan escrito el nombre de judíos que han expresado su apoyo a ésta acción.

Richard Kuper, director de "Judíos por la Justicia para los Palestinos", aseguró hoy en Londres que el "Irene" tiene como objeto poner en evidencia que "las políticas del gobierno israelí no son apoyadas por todos los judíos".

Kuper aseguró que los activistas que viajan en la nave "no tendrán una confrontación violenta y, por tanto, no darán ninguna excusa a los israelíes para usar la fuerza física o atacarles".