Público
Público

Israel ve impracticable la petición de tregua de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, rechazó el llamamiento de la ONU de un alto el fuego en Gaza al considerarlo "impracticable", citando el lanzamiento de cohetes por parte de palestinos hacia su territorio el mismo viernes, y dijo que el Ejército seguirá defendiendo a los israelíes.

"El lanzamiento de cohetes esta mañana solo demuestra que la decisión de la ONU es impracticable y que no será secundada por las organizaciones palestinas asesinas", dijo en un comunicado.

Mientras las bombas seguían cayendo sobre el empobrecido territorio costero por decimocuarto día consecutivo, el Gobierno israelí celebraba su reunión semanal para decidir cuál será el próximo paso.

La ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, dio una pista de que es poco probable que cayen las armas: "Israel ha actuado, está actuando y actuará solo teniendo en cuenta sus consideraciones, las necesidades de seguridad de sus ciudadanos y su derecho a la defensa propia".

Israel dice que quiera acabar con el lanzamiento de cohetes desde Gaza. Al menos 14 fueron disparados el viernes, menos de las decenas que Hamás solía lanzar en los primeros días de la guerra.

Los responsables del grupo islámico dijeron que también están estudiando la resolución de la ONU, aunque inicialmente un portavoz no la admitió ya que no se les había consultado.

Los cazas israelíes siguieron lanzando bombas en los exteriores de Ciudad de Gaza, según sus habitantes. En otras zonas, médicos palestinos dijeron que los tanques dispararon contra una casa en Beit Lahiya, en el norte de la Franja, matando a seis miembros de una familia.

El número de muertos palestinos el viernes en Gaza pasaba de 18, según servicios médicos, que añadieron que varios eran civiles, aunque sin dar cifras precisas.

La ONU dijo en un informe anterior que 30 palestinos resultaron muertos esta semana cuando el Ejército israelí atacó una casa en la que había decenas de civiles refugiados.

La operación de momento tiene un apoyo abrumador del 90 por ciento entre los israelíes judíos. En un mes el país celebra elecciones generales.

ENTREGA DE LA AYUDA

En Nueva York, después de días de intensas negociaciones, la ONU aprobó una resolución que insta a un alto al fuego "inmediato, duradero y totalmente respetado", así como a la retirada total de Israel del territorio costero. Estados Unidos se abstuvo en la votación.

La resolución pide que se tomen medidas para evitar el contrabando de armas hacia Gaza y que se abran los pasos fronterizos. Además dice que debería existir una "entrega sin impedimentos" y distribución de la ayuda en el territorio, donde viven 1,5 millones de palestinos, muchos de los cuales dependen de la ayuda alimentaria.

Si bien Estados Unidos se abstuvo, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, dijo que Washington respalda el texto y que no votó sólo porque quiere ver los resultados del esfuerzo de mediación de Egipto.

La Agencia de Ayuda y Trabajo de la ONU, que distribuye la mayor parte de la ayuda en Gaza, mantuvo suspendidas sus operaciones el viernes tras la muerte de uno de sus conductorese en la ofensiva israelí.

El jueves, las ambulancias se aventuraron en los campos de batalla para rescatar los cadáveres en descomposición de entre los escombros. Responsables de Hamás dijeron que la cifra de palestinos muertos ha llegado a 783 y que más de un tercio eran niños.