Público
Público

Italia aprueba un ajuste de 45.000 millones en dos años

Recortes del gasto en los ministerios y en los fondos destinados a regiones y municipios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una semana después de que el Banco Central Europeo (BCE) obligara a Italia a corregir el plan de ajustes aprobado en julio, el Gobierno de Silvio Berlusconi comenzó ayer los trámites para poner en marcha una nueva maniobra de la que por fin se empiezan a conocer los números. El ministro de Economía, Giulio Tremonti, ha previsto que el recorte sea de 20.000 millones en 2012 y de otros 25.000 en 2013 para conseguir el objetivo del déficit cero un año antes de lo previsto. Tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, Berlusconi reconoció que las medidas responden a las peticiones del BCE, que exigió acelerar el recorte del déficit antes de comprar deuda italiana y española.

Según Tremonti, la mayoría de los tijeretazos irán “destinados a rebajar el gasto público” más que a aumentar los impuestos: “Si hiciéramos eso, Bruselas no lo aceptaría”, aseguró. El objetivo principal es reducir el déficit público del 3,9% previsto en 2011 a un 1,6% en 2012 y llegar al equilibrio en 2013.Por ello, Il Cavaliere anunció una reducción de 6.000 millones de euros de financiación para los ministerios el próximo año, a los que se sumarán otros 2.500 en 2013. Además, el Gobierno parece haber aceptado las exigencias de oposición, sindicatos y patronal, que pidieron insistentemente un recorte significativo a los costes de la política.Por otra parte se confirma también el aumento de los impuestos para las rentas más altas. El IRPF para aquellos que cobren a partir de los 90.000 euros anuales se incrementará un 5%, mientras que las personas que sobrepasen los 150.000 al año, serán tasados con un 10% más. Además, el impuesto sobre las rentas del capital pasará de ser del 12,5% al 20%.

Regiones, provincias y ayuntamientos sufrirán una reducción de 6.000 millones en transferencias en 2012, cifra que el año siguiente bajará hasta los 3.500 millones. Los presidentes regionales criticaron profundamente la decisión del Ejecutivo tras reunirse con Tremonti, ya que juzgan la maniobra como un ataque a “los servicios y la calidad de vida de los ciudadanos y los entes locales”.Para compensarlo, el Gobierno estaría dispuesto a acelerar la aprobación definitiva del federalismo fiscal, que permitirá a los entes locales establecer sus propios regímenes fiscales. El ministro aseguró que podría forzarse la fusión de los ayuntamientos más pequeños y la eliminación de las provincias, algo sobre lo que el Parlamento votó en contra hace menos de un mes.

El plan incluye un ahorro–sin concretar– de mil millones de euros en el sistema de pensiones e incentivos para privatizar organismos y empresas de las administraciones. Por el contrario, Tremonti aseguró que los recortes no afectarán a la educación ni la sanidad, ni a la investigación. El Gobierno trabaja además en el proyecto de ley que incluya en el artículo 81 de la Constitución la obligatoriedad del equilibrio presupuestario.

Berlusconi aceleró la aprobación de todas estas medidas ayer convocando al Consejo de Ministros después de una larga reunión nocturna con Tremonti y su aliado en el Gobierno, Umberto Bossi, líder de la Liga Norte, que se había mostrado muy crítico con el ministro. Ahora, el plan de ajustes pasará al Parlamento y al Senado, que votarán su aprobación entre los próximos días 16 y 18.

DISPLAY CONNECTORS, SL.