Público
Público

Italia liberalizará sectores clave de la economía

El Gobierno prepara medidas en energía, comercio, transporte y profesiones. Primeras subastas de deuda del Tesoro italiano y español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno tecnócrata italiano planea una liberalización gradual de su economía, como parte de un nuevo paquete de medidas que sigue al duro plan de austeridad aprobado el mes pasado.

De momento, no hay muchas pistas sobre las intenciones del Ejecutivo de Mario Monti: el ministro italiano de Industria, Corrado Passera, indicó en una entrevista al Corriere de la Sera publicada ayer que las medidas afectarán a 'todos los sectores: gas, energía, comercio, transporte, las profesiones', con el objetivo de lograr 'un crecimiento más sostenible' mediante la 'apertura del mercado', la eliminación de barreras y el aumen-to de la competencia.

Las participaciones del Estado italiano en ENI y Enel valen 28.800 millones

El ministro no especificó si el plan incluye la venta de participaciones del Estado en grandes empresas, que podrían aportar ingresos extra y aliviar la enorme deuda pública transalpina (esta equivale al 120% del PIB). El Estado italiano todavía es accionista destacado de la principal petrolera del país, ENI (30,3%) y la primera eléctrica, Enel (31,2%). A los precios actuales, esas participaciones están valoradas, respectivamente, en 19.800 y 9.000 millones de euros, cifras que, sumadas, se acercan a los 33.000 millones que pretende ahorrar el plan aprobado el pasado diciembre.

Passera recordó que Italia atraviesa una situación de 'emergencia' por los altos inte-reses que exigen los inversores a su deuda pública, que hacen que el crecimiento económico sea 'casi imposible'.

En el caso de los bonos a diez años (los de referencia), el interés acabó la semana pasada en el 7,1%, por encima de la peligrosa barrera del 7% y muy lejos del 4,7% de hace un año. La prima de riesgo (dife-rencial con los bonos alemanes, considerados los más seguros) se situó en 527 puntos básicos.

Italia debe refinanciar este año 330.000 millones de deuda pública

El Tesoro italiano, que este año tiene que hacer frente a vencimientos de deuda por importe de la friolera de 330.000 millones de euros, celebrará este viernes la primera subasta de deuda pública del año.

La emisión servirá para calibrar el apetito de los inversores, tras la masiva subasta de liquidez a tres años con la que el Banco Central Europeo (BCE) facilitó a finales del mes pasado casi medio billón de euros a algo más de 500 enti-dades financieras. Una operación que no ha servido para reactivar el crédito, porque los bancos, que no se fían, han preferido depositar la mayoría de ese dinero en el BCE, en lugar de prestárselo entre sí.

La primera subasta italiana será el viernes y la española, el jueves

La primera subasta de deuda italiana llegará tras el aumento que experimentaron la semana pasada las primas de riesgo de España e Italia y después de que, durante el fin de semana, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtiera de que tiene serias dudas de que Grecia vaya a arreglar sus finanzas públicas y a reducir su deuda conforme a lo pactado.

La emisión de deuda italiana del próximo viernes se celebrará justo una semana antes de la cumbre tripartita que tendrá lugar el próximo día 20 en Roma entre el primer ministro italiano, Mario Monti, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, con el objetivo de preparar el consejo europeo informal del próximo día 30.

También el Tesoro Español afronta esta semana su primera subasta de deuda del año, que se celebrará el próximo jueves y que consistirá en tres emisiones de bonos, uno nuevo a tres años y otros dos pagaderos en abril y octubre de 2016.

La cita servirá para medir el impacto en los mercados del histórico recorte de gasto aprobado hace dos semanas y del resto de medidas anunciadas por el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy.

Aunque no tan exigente como el de Italia, el calendario de vencimientos que afronta este año el Tesoro español es de un volumen considerable: 130.334 millones, un 8,6% más que en 2011. Los bonos españoles a diez años acabaron el viernes con un interés del 5,48% y la prima de riesgo, en 385 puntos.

El Tesoro se enfrentará a cuatro momentos clave a lo largo del año, ya que los vencimientos más elevados llegarán en febrero, abril, julio y octubre, aunque serán también los meses en los que se registrarán más ingresos fiscales, como suele ocurrir cada año.