Público
Público

La izquierda abertzale se suma a la petición del "cese definitivo" de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La izquierda abertzale ha expresado hoy su adhesión a "todas y cada una" de las conclusiones de la conferencia internacional sobre el final del terrorismo en el País Vasco, cuyo primer punto reclama el "cese definitivo" de la violencia de ETA.

La antigua Batasuna ha respaldado los cinco puntos de la declaración final de la conferencia en una rueda de prensa calificada de "solemne" y a la que han acudido decenas de militantes, algunos de ellos históricos de la izquierda abertzale como Joseba Permach, Joseba Ávarez, Tasio Erkizia, el exdirigente de ETA Eugenio Etxebeste "Antxon" y el expreso de la organización terrorista Jon Agirre Agiriano, entre otros.

Los dirigentes Maribi Ugarteburu y Rufi Etxeberria han leído, en euskera y castellano, una declaración en la que han destacado la "dimensión histórica" de la conferencia y han expresado su apoyo "total y decidido" a los cinco puntos incluidos en las recomendaciones de los mediadores internacionales.

Etxeberria ha afirmado además, en el turno de preguntas, que la izquierda abertzale espera una "respuesta positiva" de ETA a las demandas de la conferencia internacional, aunque ha asegurado que desconoce cuándo lo hará.

La izquierda abertzale ha evitado formular explícitamente la petición a la banda de que deje las armas definitivamente y se ha limitado a manifestar su apoyo a las conclusiones, "tanto la dirigida a ETA como a los estados y a los partidos", admitiendo, a preguntas de los periodistas, que dicho respaldo implica su propia reclamación a la organización terrorista.

"Efectivamente, hacemos causa común con todas y cada una de las resoluciones. Son bien explícitas al respecto, asumimos y apoyamos todas las resoluciones hechas públicas ayer", ha insistido.

El resto de puntos de las conclusiones invitaban a que ETA y los gobiernos español y francés dialogaran sobre las "consecuencias del conflicto", a que se dieran pasos hacia el reconocimiento de las víctimas y del dolor causado y a que los partidos vascos iniciaran un diálogo sobre las cuestiones políticas.

Tras afirmar que la situación de Euskadi, "el último conflicto de Europa", se ha situado en la agenda internacional "con mayúsculas", el dirigente independentista ha asegurado que las conclusiones de la conferencia inauguran "un nuevo tiempo" en el País Vasco y "abren las puertas a un nuevo escenario donde todos podemos y debemos ser ganadores".

"La izquierda abertzale entiende que la conferencia ha planteado bien a las claras la existencia de un conflicto de carácter político que necesita una solución política" y sus cinco recomendaciones constituyen "una herramienta para buscar soluciones"

A su juicio, las conclusiones de la conferencia "asientan las bases para afianzar un escenario de mínimos democráticos compartidos en Euskal Herria", que permita "impulsar la resolución democrática incluyente del conflicto político en todas sus vertientes, tanto las causas como las consecuencias".

No ha concretado cuáles son esas "consecuencias" que, según las recomendaciones de los mediadores deben negociar ETA y los gobiernos español y francés, aunque ha indicado que las causas del conflicto son políticas, previas al surgimiento de la organización terrorista, y deben ser abordadas "exclusivamente" por las fuerza políticas.

En este sentido, la antigua Batasuna cree que ha llegado "el momento histórico" de "desarrollar un clima de diálogo constructivo hacia el logro de un acuerdo democrático", basado "en el reconocimiento nacional de Euskal Herria y en su derecho a la autodeterminación, que sea refrendado por la ciudadanía vasca".

En su opinión, el "cierre del conflicto político y de todas sus consecuencias" y la "construcción de un país en paz y libertad" constituyen una "tarea colectiva" de toda la ciudadanías vasca. "Hoy estamos más cerca que nunca de conseguirlo", ha proclamado.