Público
Público

J.J. Abrams profundiza en las personalidades de Kirk y Spock de "Star Trek"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El universo de ficción creado por Gene Rodenberry, "Star Trek", ha sido rescatado por J.J. Abrams para la la undécima película de la saga, que se estrenará en mayo y en la que el responsable de series como "Perdidos" o "Alias" profundiza en la relación entre los personajes del capitán Kirk y Spock.

A pesar de que J.J. Abrams nunca fue un apasionado de la serie -de hecho, ni siquiera le gustaba, él era "más de Star Wars"-, el joven director, guionista y productor aceptó la propuesta de llevar al cine la célebre saga con el propósito de hacer la película que a él le hubiera gustado ver.

"No quiero decir nada malo sobre la serie ni sobre las películas anteriores, sólo sé que a mí nunca me gustaron, nunca pude identificarme con los personajes de la saga, así que lo que he hecho en esta cinta ha sido hacer creíbles a los protagonistas, algo que creo que hasta ahora no se había hecho", ha comentado el realizador norteamericano en su paso por Madrid, dentro de una gira de presentación por Europa en la que muestra unos minutos de la cinta.

Así que una vez aceptado el encargo de Paramount, J.J. Abrams se dispuso a reinventar Star Trek regresando a los orígenes, a la complicada relación entre dos de los altos mandos de la nave Enterprise, Kirk y Spock (un híbrido entre humano y "vulcano") y a los que dan vida los actores Chris Pine, de "Urgencias" o "CSI: Miami", y Zachary Quinto, de la serie "Héroes", respectivamente.

Quizá esta nueva forma de entender la franquicia sea el motivo por el que la película "no esté dirigida a los puristas de la serie" -más conocidos como "trekkies"-, comenta: "sabemos que ellos son difíciles de complacer y que alguno se fijará en detalles de los que nosotros no nos hemos preocupado".

De este modo, el "Star Trek" de Abrams se dirige a los "futuros fans", a todos aquellos que, como el propio director, "nunca se sintieron atraídos por la serie".

Sin embargo, el norteamericano es consciente de que está trabajando con una idea original, la de Rodenberry, que exige "continuidad", un motivo por el que Abrams ha incluido algo más que un cameo de Leonard Nimoy, el actor que encarnaba a Mr. Spock en la saga primigenia.

"Mis películas favoritas son aquellas que tienen caracteres identificables y presentan situaciones complicadas, en Star Trek la historia es épica, pero la clave para contar la trama no es impresionar a la gente con espectáculo, lo espectacular son los personajes", explica Abrams.

Después de diez intentos poco fructíferos de sacar a flote la serie -el último de ellos se llevó al cine el pasado 2002 bajo el título de "Némesis"-, el rey Midas de las producciones televisivas -responsable del éxito de "Seis grados de separación", "Perdidos" o "Alias"- ha tomado las riendas de "Star Trek" dispuesto a "complacer a la mayoría".