Público
Público

Javier Fernández, clasificado para el programa libre en patinaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El patinador español Javier Fernández obtuvo el martes la decimosexta mejor nota en el programa corto de patinaje artístico en las Olimpiadas de invierno de Vancouver y se clasificó para el programa libre, que decidirá las medallas.

"Yo creo que he estado bastante bien. Tan solo un fallito en la combinación triple-triple, en la que he puesto la mano. No ha sido un fallo muy grave, sólo me ha quitado un par de puntos. He dado todo lo que podía dar y la verdad es que estoy contento", dijo Fernández en unas declaraciones recogidas en la página web del Comité Olímpico Español.

El joven patinador español, de 18 años, ya considera un éxito haberse clasificado para el programa libre, donde realizará un ejercicio inspirado en la película "Piratas del Caribe".

"Haré la misma actuación (de los Europeos de Tallín). Será un programa de cuatro minutos y medio en el que interpreto a Jack Sparrow. En la primera parte hago que estoy bebiendo ron y voy borracho, y en la segunda simulo una pelea, como en las películas", agregó.

Fernández obtuvo 68,69 puntos, muy alejado de los 90,85 del ruso, actual campeón olímpico, Yevgeny Plushenko, que con 90,85 se dispone a una lucha muy ajustada con otros dos contendientes al título: el estadounidense Evan Lysacek y el japonés Daisuke Takahashi, segundo y tercero en el programa corto con 90,30 y 90,25, respectivamente.

Un majestuoso Plushenko recordó al mundo que el campeón estaba de vuelta cuando dejó pasmado al público con un programa corto deslumbrante.

El medallista de oro en 2006 pretende convertirse en el primer hombre en casi seis décadas en ganar dos títulos olímpicos consecutivos en patinaje artístico, aunque menos de un punto separó a los tres principales contendientes tras la jornada del martes.

El campeón del mundo Evan Lysacek no pudo evitar que se le cayeran las lágrimas tras conseguir un segundo puesto con una emotiva actuación con el Firebird de Stravinsky.

Plushenko y Brian Joubert habían dicho que no se puede ganar el título olímpico si no se intenta un cuádruple pero Lysacek y Takahashi demostraron que podían retarle sin ello.

"Tuve algo de presión al venir como el actual campeón del mundo, lo sentí", dijo el estadounidense Lysacek, ataviado con un diseño de Vera Wang con plumas en los puños de la camisa.

Pero su actuación no pudo superar la de Plushenko el único competidor capaz de ejecutar un cuádruple limpiamente.

"Ya estoy en la historia porque he regresado. No patiné durante tres años y medio, y después gané el Europeo, gané los nacionales (de Rusia), gané un gran premio y no patiné mal hoy", declaró Plushenko.