Público
Público

Los jóvenes acusados distribuir "zutabes" dicen no tener nada que ver con ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Madrid, 20 sep (EFE).- Los nueve presuntos miembros de la organización ilegal SEGI acusados de un delito de colaboración con banda terrorista por dedicarse a la distribución de 'zutabes' -el órgano de comunicación interna de ETA- aseguraron hoy en la Audiencia Nacional que no tienen 'nada que ver' con la banda.

Según el escrito de conclusiones provisionales de la fiscal Olga Sánchez, quien pide 6 años de cárcel para cada uno de los acusados, el 23 de marzo de 2005 Iker Legarra, Mikeldi Zenigaonaindia y Mitxel Zenarruzabeitia, requeridos por el también procesado Ibon Goitia, se trasladaron desde Lekeitio (Vizcaya) a San Sebastián en dos vehículos para que uno hiciera de 'lanzadera'.

Ese trayecto se hizo, según la fiscal, para recoger de la 'herriko taberna' de Anoeta un paquete con distintos ejemplares del 'zutabe' de ese mes, que debían entregar a la procesada Erika Bilbao en la localidad vizcaína de Leioa.

El contacto en la 'herriko' de San Sebastián era el también acusado Urtzi Etxebarria Aierdi, quien les entregó el paquete 'sabiendo qué era lo que entregaba'.

De regreso a Vizcaya, continúa el escrito, Zenarruzabeitia, conductor del vehículo lanzadera, avisó a Legarra y Zenigaonaindia de la presencia policial, por lo que trataron de abandonar la autopista por la salida de Ermua, momento en el que la Guardia Civil interceptó el vehículo.

En el maletero encontraron un paquete con 60 ejemplares del 'zutabe' y diez CD que se correspondían con la edición digital del boletín interno de ETA.

En el primer día de juicio, todos los procesados se negaron a responder a las preguntas del Ministerio Fiscal y el tribunal, en protesta, según los acusados, por 'el trato recibido' por las autoridades y los agentes durante el proceso.

Zenigaonaindia y Legarra, a preguntas de su abogado defensor, aseguraron que no conocían el contenido del paquete que transportaban y dijeron que siempre pensaron que en él había 'revistas de información sobre la problemática juvenil'.

Además, negaron que Zenarruzabeitia hiciese de lanzadera y que Goitia les propusiese transportar 'zutabes' y afirmaron que tuvieron que inculparles por las presiones policiales.

Zenarruzabeitia y Goitia, que acudieron voluntariamente a declarar a la Audiencia Nacional cuando conocieron las detenciones de sus amigos, dijeron que nunca han colaborado con ETA, y se quejaron ante el tribunal de haber permanecido un año en prisión 'sin haber hecho nada'.

El Ministerio Fiscal acusa también a Xabier Erkiaga, Jon Akarregui y Gaizka Likuona por haber trasladado 'zutabes' con anterioridad al 23 de marzo de 2005.

Erkiaga, que fue detenido el 31 de marzo de ese año, indicó que conocía a Zenigaonaindia y Legarra 'sólo del equipo de fútbol' y que los hechos que se le imputan son 'falsos'.

Akarregui y Likuona declararon haber hecho 'vida normal' tras conocer 'por la televisión' las detenciones de los demás procesados porque no tenían 'nada que esconder'.

En los mismos términos se manifestó Erika Bilbao, quien señaló que 'cuando supo que estaba imputada' fue a la Audiencia Nacional 'para aclarar la situación' y aseguró que nunca le han propuesto colaborar con ETA.

En último lugar declaró Urtzi Etxebarria, quien manifestó no conocer a ninguno de los otros ocho acusados y dijo que vio cómo un desconocido dejaba un paquete en la barra del bar dónde él trabajaba que posteriormente recogió otra persona.