Publicado: 13.02.2014 13:16 |Actualizado: 13.02.2014 13:16

El juez Moreno juzgará a exdirectivos de Novacaixagalicia por sus jubilaciones millonarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha dado el primer paso para sentar en el banquillo al excopresidente de Novacaixagalicia , Julio Fernández Gayoso y otros cuatro antiguos directivos de la caja por presuntos delitos de apropiación indebida y, alternativamente, estafa.

En el auto, hecho público este jueves, el magistrado da un plazo de diez días para que el fiscal y las demás partes personadas respondan si abre juicio oral contra Fernández Gayoso y contra el que fuera director general de Novacaixagalicia, José Luis Pego; el exdirector general adjunto ejecutivo, Javier García de Paredes; el exresponsable del Grupo Inmobiliario, Gregorio Gorriarán, uno de los gestores de la oficina de integración, Óscar Rodríguez Estrada y el abogado Ricardo Pradas, un experto en derecho laboral que asesoró a la entidad gallega.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 acusa en su auto a los antiguos cargos de la caja, resultado de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova, de percibir con abuso de sus funciones prejubilaciones millonarias, que oscilaban entre los 691.000 euros y los 7,7 millones de euros.

Según la resolución, altos directivos conocían por la posición que ocupaban en la caja la "dificilísima" situación patrimonial toda vez que la entidad ya había solicitado un segundo apoyo del FROB, "engañando" al Consejo de Administración y con la ayuda de Gayoso. "En septiembre de 2011, Gayoso, con plena ignorancia del Consejo de Administración de la caja, aprobó y liquidó los importes correspondientes a los desistimientos unilaterales realizados por Pego, Gorriarán y Rodríguez Estrada", añade. Según dice el magistrado, "el abono de las indemnizaciones por cese voluntario por un importe total de 18,94 millones de euros supuso en conjunto en torno al 10% del patrimonio de la entidad".

El auto explica que Pego percibió una indemnización de 7,73 millones de euros, Rodríguez Estrada 691.261 euros, Gorriarán, 4,83 millones y García Paredes, 5,65 millones de euros, después de que Gayoso, con "plena ignorancia" del Consejo de Administración de la caja, liquidara los importes de sus prejubilaciones.

Según la resolución, los exdirectivos de Caixanova José Luis Pego, Oscar Rodríguez Estrada y Gregorio Gorriarán prepararon a mediados de 2010 su salida de la entidad crediticia tras la fusión y el primer apoyo de 1.162 millones solicitado al FROB. Pego firmó los nuevos contratos con los otros dos responsables que contenían mejoras en sus retribuciones y en los conceptos pensionables para el supuesto de que cesaran voluntariamente en su relación laboral. La modificación de sus contratos de alta dirección fue ocultada a la entidad financiera y los acusados consiguieron, con la intervención de Gayoso, "abuso de confianza y engañando al Consejo de Administración de Novacaixagalicia" que la nueva caja se subrogara en estas obligaciones. En diciembre de 2010, Gayoso propuso mejorar también el contrato de García Paredes.

"El Consejo de Administración, en la creencia de que en el supuesto de que se produjera la futura contingencia de extinción de relación laboral de los cuatro altos directivos, estos cobrarían por los mismos conceptos retributivos fijos y variables, y en las mismas condiciones que el resto de la plantilla que se acogió al plan de prejubilaciones, declaró vigentes los antiguos contratos de alta dirección", señala el auto.

Dichas liquidaciones, sus conceptos e importes, insiste el juez, "no fueron conocidos ni aprobados por el Consejo de Administración de la caja ni tampoco por el Banco de España hasta después de su pago", e incumplieron lo pactado con el FROB en materia de retribuciones de altos cargos y con la obligación de informar al supervisor.