Público
Público

La jueza sólo logra embargar 632 euros a Díaz Ferrán

Es el resultado de la orden para cubrir el agujero de 373 millones de Marsans

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La jueza que tramita el concurso de acreedores (antes suspensión de pagos) de la agencia de viajes Marsans ha logrado embargar sólo 1.725 euros a los antiguos propietarios, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, tras ordenar hace un mes el embargo de 417 millones a los dos empresarios y al nuevo dueño, la empresa Posibilitumm, especializada en quiebras. Del patrimonio de Díaz Ferrán, presidente de la CEOE que hoy afronta su relevo, sólo ha conseguido arañar 631,7 euros de varias cuentas en La Caixa y Banco Santander. A Pascual le ha embargado 1.093 euros de cuentas de Santander y Banco Pastor, y a Posibilitumm, tres millones de euros.

Así se desprende de la información de 17 entidades financieras, que atienden al requerimiento que la jueza Ana MaríaGallego, titular del Juzgado de lo Mercantil número 12, hizo en noviembre para que embargaran de forma preventiva todos los saldos existentes, según informaron fuentes de las partes. La magistrada decretó el embargo ante el temor de que los bienes de Marsans no bastaran para cubrir el agujero de la empresa, que se sitúa en 373 millones.

Díaz Ferrán: 'Mis cuentas están secas y he vendido mis empresas'

Díaz Ferrán parecía ayer apesadumbrado. 'Desgraciadamente para mí, mis cuentas personales están secas, y he tenido que vender todas las empresas en las que participaba porque no podía atender los pagos de hipotecas y proveedores', declaró a Público vía telefónica. Y añadió que 'estoy pasando una situación económica muy dura, que no deseo a nadie. Desgraciadamente, después de más de 40 años de esfuerzo y trabajo y de reinvertir siempre los beneficios, cuando los había'.

La jueza del concurso de Marsans ya decretó el embargo de cinco fincas rústicas que Díaz Ferrán tiene en un pueblo de Lugo, pero que sería ineficaz, porque sobre ellas pesan ya órdenes de embargo directas y preventivas, algunas a petición del operador turístico Pullmantur.

Por otro lado, el juez que tramita el concurso de Air Comet (otra de sus ex empresas que cerró hace justo un año) a 13 de diciembre sólo habría logrado retirar de las cuentas de Díaz Ferrán 80.000 euros de los 37 millones que ordenó incautarle a él, a su socio, Gonzalo Pascual, y a dos hijos de ambos, según la administración concursal.

Uno de los motivos de los escasos fondos recaudados por el juez de Air Comet es que Díaz Ferrán habría traspasado los bienes de su sociedad patrimonial Inversiones Grudisan a una firma vinculada a Posibilitumm, Quatre Bras, entre julio y agosto. A esto se une que el hijo del empresario, Gerardo Díaz, hipotecó sus bienes en favor de Posibilitumm. Esta hipoteca se debe a que Posibilitumm pidió garantías a Díaz Ferrán por si la compra de Marsans 'no cumplía los parámetros establecidos' y para cubrirse ante 'posibles pasivos ocultos', según fuentes de la empresa.

La jueza del concurso de Marsans ha visto indicios de que Díaz Ferrán, Pascual y los nuevos dueños pudieron agravar la insolvencia de la compañía.