Público
Público

La Junta birmana se regodea de la pena a Suu Kyi

Los militares, que redujeron la pena de tres años a 18 meses, se aseguran que la líder de la oposición no participe en las próximas elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Junta Militar de Birmania (Myanmar) defendió hoy su decisión de someter de nuevo a arresto domiciliario a la líder opositora y Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, quien ha vivido privada de libertad durante casi 14 de los últimos 20 años. Se trata de un arreglo 'beneficioso para ambas partes' y un 'gran paso hacia el cambio', afirmó un editorial publicado hoy en el diario oficial New Light of Myanmar, que el régimen emplea para difundir sus mensajes.

La activista fue condenada el pasado martes a tres años de prisión y trabajos forzados por haber violado los términos de su confinamiento al acoger en su casa al estadounidense John Michael Yettaw. El norteamericano fue sentenciado a siete años de cárcel y cuatro de trabajos forzados.

Pero al poco de conocerse el fallo, el jefe de la Junta Militar, general Than Shwe, conmutó la pena a 18 meses y ordenó que Suu Kyi la cumpla en su domicilio. El periódico elogió la iniciativa de Than Shwe y recordó que así Suu Kyi tendrá 'libertad de movimientos dentro de su casa' y tendrá acceso a la prensa, radio y televisión oficiales del Gobierno, por lo que no debería tener motivos de queja.

Manifestantes piden en Nueva Delhi la liberación de Suu Kyi. AFP

La sentencia impedirá a la Nobel de la Paz tomar parte en las elecciones que el régimen planea celebrar el próximo año, pese a que es la jefa de la oposición. La UE ha anunciado nuevas sanciones a la Junta por el dudoso juicio al que fue sometido.

Birmania es una dictadura militar desde 1962 y no celebra un proceso electoral democrático desde 1990, cuando la Liga Nacional por la Democracia liderada por Suu Kyi arrasó en las urnas al partido oficial, aunque el resultado jamás fue acatado por los uniformados.