Publicado: 06.02.2014 12:26 |Actualizado: 06.02.2014 12:26

La justicia madrileña anula los primeros despidos del Hospital Puerta de Hierro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La justicia madrileña ha anulado los primeros despidos y traslados del personal interino no sanitario en el Hospital Puerta de Hierro Majadahonda realizados por la Consejería de Sanidad en marzo de 2013, según ha destacado la Confederación General del Trabajo (CHT), que ha presentado a lo largo de 2013 más de 100 demandas por este motivo.

En una de las sentencias, el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 23 de Madrid estima el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra la resolución del Servicio Madrileño de Salud, de 31 de marzo de 2013. Este fallo acordaba el cese del recurrente en su condición de funcionaria interina del citado hospital por amortización de su puesto de trabajo. Por tanto, la nueva resolución acuerda anular el acto recurrido. Asimismo, el juez reconoce el derecho a la reincorporación en su condición de funcionaria interina y de abono de salarios dejados de percibir hasta que se produzca la incorporación en concepto de indemnización.

En la argumentación jurídica, señala que el acto de amortización es ineficaz por falta de notificación y, por tanto, carece de cobertura legal. Por ello, es "evidente que el acto material de ejecución carece de cobertura legal porque literalmente hablando no se ha amortizado su puesto de trabajo mediante un acto oponible en derecho". De este modo, concluye que "procede la declaración de nulidad de la resolución al tratarse de un acto material de ejecución de otro acto (amortización de puestos) que no le fue notificado, contra el que no pudo interponer recurso administrativo ni jurisdiccional y contra cuyas decisiones no ha tenido derecho a defensa pese a su evidente condición de interesada".

En un comunicado, CGT ha celebrado el resultado de la "lucha" contra los despidos y ha manifestado que hay que continuar en la defensa de todas las personas trabajadores que han sido despedidas "debido al proceso privatizador del gobierno de la Comunidad de Madrid".