Público
Público

Khaled entusiasma con raï a los amantes del reggea congregados en Benicàssim

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cantante argelino Khaled ha entusiasmado, con los ritmos tradicionales del raï fusionados con reggea, funk y flamenco, a los rastafaris congregados en el festival Rototom Sunsplash, que se celebra en la localidad castellonense de Benicàssim hasta el 28 de agosto.

Khaled ha sido el encargado de cerrar por esta noche el escenario principal del festival, y lo ha hecho presentando su último disco, Liberté (2009), con el que ha transportado al público a la esencia de la canción tradicional argelina, primero con ritmos pausados y después, a después, a medida que avanzaba su concierto.

Dando muestra de que se crió en el barrio español de la ciudad argelina de Orán, Khaled se ha dirigido en algunas ocasiones en castellano a las miles de almas que le escuchaban, y les ha invitado a bailar flamenco con él.

Haciendo gala del compromiso social que le caracteriza, a los pocos minutos de comenzar el concierto el rey del raï se ha arropado con una bandera palestina, tras lo que ha recogido los aplausos del público y también una camiseta que un asistente le ha lanzado al escenario.

Khaled se ha detenido en los álbumes Liberté y el anterior, Ya-Rayi, aunque no se ha olvidado de dar voz a temas como "Shara" y "Didi" -el sencillo con el que alcanzó la fama- y ha dejado para el final "Aisha", la más conocida y una de las pocas que ha sonado en francés.

Antes de que el argelino se hiciese con el escenario principal, el reggea del italiano Ambrosie llenó el recinto de conciertos de miles de jóvenes -la mayoría de ellos de estética rastafari- que balanceaban su cuerpo de un lado a otro y que han vibrado especialmente al escuchar "Kingston town".

Ambrosie, cantante italiano afincado en Jamaica, ha protagonizado el momento más reivindicativo de la noche al entonar "Rototom free", un tema que escribió tras conocer que el festival de reggea se mudaba de Italia a la localidad castellonense de Benicàssim por "problemas políticos".

El público ha respondido con aplausos al discurso del cantante italiano, quien ha continuado con temas como "Herbalist" y "Rastafari Autherm".

Por la tarde, cuando el sol aún se dejaba ver en Benicàssim, subieron al escenario principal los jamaicanos Ginjah, quienes atrajeron a un numeroso público que se fue evadiendo cuando los austríacos Fireman Crew les relevaron.