Publicado: 03.03.2014 10:39 |Actualizado: 03.03.2014 10:39

Lagarde pide otra vuelta de tuerca en la reforma laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha destacado este lunes que España "ha cambiado la tendencia" al volver al crecimiento, aunque "la misión aún está lejos de estar terminada, puesto que el crecimiento sigue siendo demasiado bajo y el desempleo muy alto como para declarar victoria en la crisis". Lagarde ha reclamado profundizar en la reforma laboral, ayudar a las empresas a reestructurar sus deudas y facilitar la creación de nuevas compañías. En su discurso en la inauguración ante el Foro Global España 2014, Lagarde ha asegurado que en este país hay "buenas noticias y otras que podrían ser mejores", por lo que "hay margen para mejorar", ha afirmado, en la convicción de que el crecimiento es aún demasiado bajo y el desempleo demasiado alto.

En lo que se refiere a las reformas, ha destacado que el desempleo sigue siendo el principal reto, por lo que debe profundizarse en la reforma del mercado laboral "no para beneficiar a los que tienen empleo, sino a los que quieren tenerlo", a través de una reducción de costes fiscales, "no necesariamente salariales", ha destacado. Así, para Lagarde, las empresas y trabajadores deben tener "garantías" de que pueden llegar a acuerdos sobre salarios, mientras que ha de haber un "apoyo directo" a los parados a través de formación y ayuda para encontrar empleo, sobre todo para los que llevan muchos años alejados del mercado laboral. En cuanto a la reducción de costes laborales, ha recalcado que no se trata "necesariamente" de reducir salarios, sino "costes fiscales", lo cual a su juicio puede tener un efecto "multiplicador".

La segunda gran área en la que siguen haciendo falta reformas es en la deuda de las empresas, a las que hay que ayudar a rebajarla y a reestructurarla (algo que el Gobierno ya tiene entre sus proyectos, a través de la ley financiera). En tercer lugar, debe "fortalecerse" el entorno empresarial, de manera que a las empresas les resulte "más fácil arrancar", así como seguir adelante con la liberalización de los servicios profesionales, algo que suscita una "enorme resistencia", ha reconocido en su condición de abogada. Otra de las tareas pendientes, ha dicho Lagarde, es el fomento del libre comercio en las distintas regiones de España.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha defendido este lunes una recuperación de la economía española que esta vez "no es en falso", como la que se produjo, "por ejemplo, en 2011". En la inauguración del Foro Global España 2014, Guindos ha afirmado que esta realidad permite dar "esperanza" y "confianza" para el futuro, aunque ha advertido de que esta recuperación "tenue y suave" no ha dejado al Gobierno todavía "satisfecho". Por ello, ha dejado claro que las reformas siguen siendo "imprescindibles", así como seguir un camino basado en el necesario saneamiento de las finanzas públicas.

Durante su intervención, el titular de Economía se ha mostrado convencido de que la recuperación económica y la salida de la crisis se está haciendo "cada vez más notoria" y que, "en este nuevo escenario", se espera un crecimiento "moderado" para 2014 en España, que "será capaz de crear empleo neto por primera vez en mucho tiempo".

A su juicio, las medidas adoptadas por el Gobierno han "propiciado" un cambio en la economía española y, gracias a ello, se cuenta con un tejido productivo "mas potente" y el patrón de crecimiento de la economía española es "hoy sostenible", radicalmente distintos al anterior". Según el ministro, existe un modelo económico mas competitivo, con mayor valor añadido y cada vez más abierto al exterior.

El rey con al lehendakari Iñigo Urkullu, la directora del FMI, Christine Lagarde y los ministros Luis de Guindos y José Manuel Soria, ante el aurrezku en el arranque del Foro Global España 2014. EFE/LUIS TEJIDO

Igualmente, el rey Juan Carlos ha certificado ante el Foro Económico Global de Bilbao el crecimiento de la economía española, aunque ha subrayado que "queda todavía mucho por hacer" para lograr la plena recuperación y luchar contra lo que considera "el principal desafío": el desempleo. El monarca, que ayer domingo ya se reunió con la directora del FMI, Christine Lagarde, ha destacado que el paro es un problema que "afecta dolorosamente a millones de españoles y que preocupa profundamente a todos". "Más allá de nuestra coyuntura actual, debemos también tener presentes las fortalezas de nuestra economía", ha afirmado.

En su discurso, el Rey ha destacado que 2014 será un año "muy importante" para Europa y su economía, y ha afirmado que, tras las crisis iniciada en 2008, las economías mundial y europea están experimentando un proceso de transformación "significativo". Tras destacar que los gobiernos europeos están adoptando medidas y reformas dirigidas a estabilizar financieramente sus economías y a fortalecer sus bases de crecimiento, ha subrayado que los últimos datos indican que la recuperación económica europea está "ganando fuerza", aunque las dificultades "no han desaparecido". "Pero el escenario actual es mejor que el de hace solo dos años", ha agregado.

También ha intervenido en el acto de inauguración del Foro Global el lehendakari, Iñigo Urkullu, quien ha defendido ante los líderes económicos mundiales un modelo de economía "humanista y solidaria, centrada en las personas", y una apuesta por las políticas de estímulo para la reactivación económica.

Urkullu, que ha sido el que ha recibido al Rey Juan Carlos en la entrada del Museo Guggenheim, ha comenzado su discurso presentando Euskadi con cuatro ideas: la primera, que es un país de industria y empresa, un país en el que las políticas públicas apoyan a la economía productiva real. La segunda idea ha sido la defensa del concierto económico vasco, un régimen a veces cuestionado fuera de Euskadi y que, como ha recordado el lehendakari, se implantó en 1876. También ha defendido la característica de la economía vasca de ser abierta, al exterior: este año Euskadi ha batido el récord de exportaciones y ha sido la segunda comunidad del Estado en recibir inversión extranjera. Por último, ha dicho que Euskadi vive un momento de confianza y estabilidad, tras el cese definitivo de ETA que ha abierto "un nuevo tiempo de construcción de la paz y convivencia, una oportunidad para nuestra generación".

El presidente del Gobierno vasco ha subrayado que "esta realidad ofrece un nuevo escenario como país y contribuye a conformar una imagen más positiva de Euskadi en el mundo". "Tenemos confianza en su contribución a la inversión, el crecimiento y el empleo", ha aseverado.