Público
Público

Lara dice que Zapatero quiere parar la crisis yendo a China a pedir dinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato de IU al Gobierno, Cayo Lara, ha criticado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, por tratar de combatir la crisis enviando a la ministra de Economía a pedir dinero a China para que ayuden a España a remontar los problemas en lugar de escuchar las propuestas sociales de IU.

"¿Son estas las propuestas de un presidente del Gobierno para los problemas que tiene la sociedad?", se ha preguntado el líder de IU, quien ha echado en cara a Zapatero que sea esta su única respuesta ante los nuevos datos económicos "adversos" para España, que la sitúan al borde de la recesión.

El coordinador general y quien le precedió al frente de IU, Gaspar Llamazares, han compartido el acto central de la campaña en Gijón, en el que Llamazares, esta vez como "número uno" de la lista por el Principado, confía en que las encuestas acierten y saque el escaño que le permita volver al Congreso de los Diputados.

Llamazares, con la voz ya rota por tanto trajín mitinero, ha asegurado que la crisis que se está viviendo no es una más, sino la "madre de todas las crisis": la del propio capitalismo, y de ello ha culpado a la derecha económica.

Mucho entusiasmo se ha visto hoy en el pabellón de la Feria de Muestras de esta ciudad asturiana, hasta donde IU ha conseguido arrastrar a un millar de personas para apoyar a la candidatura del Principado.

Una vez más, la economía ha sido el eje de todas las intervenciones porque todos los indicativos económicos, ha subrayado Lara, apuntan a que la situación "va a peor" y es así, en su opinión, porque el Gobierno no ha invertido en economía productiva, ni ha "parado los pies" a los bancos ni a los ricos.

En cambio, se ha dedicado a incentivar "el ladrillo" a respaldar a los poderes financieros y a seguir aumentando sus beneficios.

Como ejemplo, ha recordado una "pequeña cuenta" que tenía el presidente del Santander, Emilio Botín en Suiza, con 2.000 millones de euros, "más de lo que ha recortado" Zapatero a los jubilados con la congelación de las pensiones.

El banquero -ha ironizado- no se dio cuenta de que tenía que pagar impuestos por ese dinero en España y al final pagó, pero el Gobierno le trató "con guante blanco".

También en nada ha quedado el ataque a los paraísos fiscales, según Lara, y así se ha visto en Gibraltar, donde hay censados 30.000 habitantes y en cambio están registradas 80.000 empresas.

Igual por eso -ha bromeado-, el presidente asturiano, Francisco Álvarez Cascos, ha incluido en su programa electoral la recuperación del peñón.

Ha insistido en que la crisis la ha generado las políticas de derecha, que han aplicado el PP y el PSOE. Hay que "parar" todo ese sufrimiento que han causado y ha llamado a anular la marca "Rubaljoy", una "peligrosa" prima de riesgo para este país.

Fuera del contexto económico, no ha podido evitar ser de nuevo mordaz con la Familia Real al referirse a la investigación de Anticorrupción al Instituto Nóos que presidió Iñaki Urdangarín.

Ha dicho así que el duque de Palma parece que está consiguiendo lo que "no han logrado" los republicanos, en alusión al posible desprestigio de la Corona.

Llamazares ha cargado sobre todo contra el PP y el PSOE por haber pactado la "ley del embudo": lo estrecho para el ciudadano mientras que "lo ancho" para la banca, según sus palabras, pero también ha denunciado que hayan acordado el "mayor golpe a la democracia" en treinta años, en referencia a la reforma de la Constitución aprobada en agosto.

Una reforma, ha explicado, que hicieron con "nocturnidad" y alevosía y no precisamente para adaptar la Carta Magna a los nuevos tiempos, sino para convertir en principio constitucional el pago de la deuda, el pago a los bancos, que se ha convertido en una prioridad por encima de las "prioridades" de los ciudadanos. "¡Qué vergüenza!", ha exclamado.

Por Alicia López