Público
Público

Lavrov afirma que Medvédev se reunirá con Obama pronto tras su investidura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, se reunirá con su colega norteamericano, Barack Omaba, pronto después de la investidura de éste, que tendrá lugar el 20 de enero, afirmó hoy el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

Medvédev y Obama quedaron en ello durante una conversación telefónica en noviembre, tras la elección del nuevo mandatario de EEUU, recordó Lavrov al reunirse en Moscú con Richard Lugar, vicepresidente del Comité de Exteriores del Senado norteamericano.

El ministro ruso de Exteriores admitió que las relaciones entre Moscú y Washington pasan por un período de enfriamiento debido a las "discrepancias" existentes, pero expresó la disposición del Kremlin de resolver los problemas y avanzar en el diálogo.

"Procuraremos superar las divergencias. Rusia está dispuesta a ello, y espera que la nueva Administración de EEUU esté asimismo abierta para estudiar cualesquiera problemas y buscar soluciones mutuamente aceptables", subrayó Lavrov, según la agencia Interfax.

Richard Lugar abogó por dar un nuevo impulso a la cooperación ruso-estadounidense y manifestó la esperanza de que las relaciones entre Moscú y Washington mejoren con la Administración del presidente Obama.

Además, recordó que una de las tareas de ambos países es elaborar un nuevo acuerdo vinculante en sustitución del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, START, que vence en diciembre de 2009.

El senador republicano es uno de los autores del programa Nann-Lugar dentro del cual EEUU ayuda a Rusia a destruir las armas estratégicas sujetas a reducción.

La prensa rusa recordó, con motivo de su visita, un incidente ocurrido en agosto de 2005, cuando los aduaneros rusos decidieron registrar el avión en el que habían llegado a la ciudad rusa de Perm Richard Lugar y el entonces senador demócrata, Barack Obama.

El principal escollo en las relaciones entre Moscú y Washington son los planes de EEUU de desplegar elementos de su escudo antimisiles en Polonia y la República Checa, proyecto en el que Rusia ve una amenaza directa para su seguridad nacional.

El primer ministro, Vladímir Putin, insistió recientemente en que los elementos estratégicos del escudo que Washington planea emplazar en Europa del Este van dirigidos contra Rusia.

"Ese proyecto está dirigido contra el potencial estratégico de Rusia. Y nosotros no podemos sino responder", aseguró Putin.