Público
Público

Liberado tras 27 años en prisión por un asesinato que no cometió

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Corte de Apelación británica absolvió el miércoles a un hombre que ha pasado 27 años en prisión por asesinato, gracias a las pruebas de ADN que demostraron que no podía ser el asesino.

Sean Hodgson, de 57 años, fue sentenciado a cadena perpetua en 1982 por el asesinato de Teresa De Simone, una camarera que tenía 22 años cuando fue estrangulada, en 1979.

Él se declaró inocente, pero fue condenado por una confesión previa al juicio y por muestras de sangre encontradas en la escena del crimen.

Hodgson, que fue descrito por sus abogados en el juicio como un mentiroso compulsivo, está entre las personas erróneamente condenadas que más tiempo ha pasado en prisión en Reino Unido. Otro caso en el que un hombre pasó 27 años en prisión por un asesinato que no había cometido fue revisado en 2002.

Después de una vista en la Corte de Apelaciones, el máximo responsable del poder judicial británico, Igor Judge, afirmó que la reclusión fue "equivocada" y debería ser invalidada. Se espera que Hodgson sea liberado inmediatamente.

"Esta decisión deja algunas importantes preguntas sin responder", dijo Judge al transmitir la decisión. "Quizás lo más importante es que no sabemos quien violó y mató a la chica".

"Pero podemos esperar que, por el bien del apelante y de la familia de la chica asesinada, su asesino aún puede ser identificado y llevado ante la justicia", añadió.

Después de que los abogados de Hodgson reavivaran las dudas sobre su culpabilidad, la policía accedió en noviembre a volver a examinar pruebas recogidas en el escenario del crimen. Los análisis demostraron que el ADN de las mismas no coincidía con el de Hodgson.

Las pruebas de ADN no fueron utilizadas en juicios hasta 1986.

La fiscalía británica (CPS, en sus siglas en inglés) decidió no recurrir la apelación contra la condena, que llevó a la liberación de Hodgson.

"Tan pronto como nos advirtieron de que podrían estar disponibles nuevas pruebas que cuestionarían la culpabilidad, dimos los pasos para acelerar los análisis de las pruebas tomadas en la escena del crimen", dijo la CPS en un comunicado.

"No está en los intereses de la justicia o las víctimas y sus familias el permitir que se mantengan condenas inciertas", añadió.

Tras la decisión del miércoles, la CPS dijo que estaba considerando una propuesta para revisar todos los casos similares de homicidio en los que las condenas fueron realizadas antes de que las pruebas de ADN estuviesen disponibles.