Público
Público

Líder espiritual egipcio cree que continuar las protestas es llamar al caos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jeque de Al Azhar, Ahmed al Tayeb, aseguró hoy que la continuación de las protestas en Egipto que piden la renuncia del presidente Hosni Mubarak "después de todas las garantías (ofrecidas), es un llamamiento al caos".

Al Tayeb, que encabeza la institución islámica más prestigiosa del país, hizo estas declaraciones a la televisión egipcia, después de que el Ejército garantizara las medidas legislativas anunciadas por Mubarak para la transición del poder.

"Antes decía a nuestros hijos que tenían que seguir con el milagro conseguido (en la plaza de Tahrir), pero ahora el verdadero héroe es quien sabe retirarse en el momento adecuado", dijo Al Tayeb, poco después de que cientos de miles de personas participaran en dicha plaza del centro de El Cairo en el rezo del mediodía.

Para Al Tayeb, si los egipcios se van ahora a sus casas, se convertirán en un "modelo ideal" para el resto de países.

Además, advirtió de que "la continuación de las manifestaciones provocará que se pierdan todos los logros conseguidos" e incluso denunció que supondrá un "quebrantamiento de las normas del Estado y un error".

Asimismo, acusó a grupos que no identificó de "haber traicionado la religión y la ciencia por emitir fetuas equivocadas a favor de sus propias agendas".

Las declaraciones de Al Tayeb se produjeron poco después de que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas garantizara en un comunicado el fin de la Ley de Emergencia, vigente en el país desde 1981, "inmediatamente después de que se termine la situación actual".

Por su parte, Mubarak anunció anoche que delegaba algunas funciones al vicepresidente Omar Suleimán, pero se sigue manteniendo como jefe de Estado y también como máximo jefe de las Fuerzas Armadas.

La nota de las Fuerzas Armadas insiste en una serie de pasos que ya han sido anunciados por Mubarak y ratificados por el vicepresidente Omar Suleimán y el primer ministro, Ahmed Shafiq.

Sin embargo, los cientos de miles de manifestantes que se concentran en Tahrir y en otras ciudades del país insisten en que continuarán con sus exigencias hasta que caiga Mubarak y el régimen.