Público
Público

El líder de las FARC niega vínculos con Rafael Correa

Alfonso Cano desvela que los lanzacohetes venezolanos fueron robados 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Guillermo León Sáenz, alias Alfonso Cano, negó tajantemente en una entrevista vía Internet concedida a la revista colombiana Cambio que la guerrilla haya financiado la campaña electoral del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, tal y como ha denunciado el Gobierno de Álvaro Uribe.

'No hemos entregado ni armas ni dinero a gobiernos u organizaciones de otros países (...) ¿Por qué habríamos de contribuir a la campaña electoral de una persona, como el actual presidente Rafael Correa, al que ni siquiera conocemos?', indica el guerrillero.

Respecto a la supuesta venta de lanzacohetes realizada por Venezuela a las FARC y que ha desembocado en una nueva escalada de tensión entre Bogotá y Caracas, Cano señala que esas armas fueron robadas por la guerrilla mucho antes de la llegada al poder de Hugo Chávez. El líder rebelde apunta que Álvaro Uribe, 'acudió al terror mediático para insinuar que el Gobierno de Venezuela nos facilitó unos lanzacohetes que habíamos capturado hace mucho en un enfrentamiento militar en la frontera, hecho que fue ampliamente informado a la opinión en su momento'.

Cano también aclara que la relación entre las FARC y Hugo Chávez es inexistente desde que Uribe decidió apartarlo de su labor de mediador para la búsqueda de un acuerdo humanitario en noviembre del 2007.

Precisamente, el sucesor de Manuel Marulanda al frente de la guerrilla más antigua de Latinoamérica insistió en su compromiso con el canje humanitario 23 militares y policías a cambio de 500 presos. Sin embargo, Cano acusa a Uribe de 'impedir' la liberación unilateral del cabo Pablo Emilio Moncayo, anunciada por los propios rebeldes en abril.

Canje humanitario

El jefe de las FARC desvela que no moverá un dedo para liberar al resto de los cautivos mientras Bogotá no garantice 'ni el lugar ni el tiempo' para su entrega. Para las FARC, todos ellos son prisioneros de guerra capturados en combate, 'y solo serán liberados mediante un canje'.

Sobre la veracidad del contenido difundido por el Gobierno colombiano del ordenador del número dos las FARC, Raúl Reyes, Cano afirma que en su disco duro se ha encontrado 'lo que los gobiernos de Bogotá y Washington han querido que contenga', y que 'lo han transformado en ariete' contra países de izquierda como Ecuador y Venezuela.

Alfonso Cano también reconoce que la operación Jaque, la que permitió rescatar a Ingrid Betancourt y a otros 11 rehenes en junio de 2008, fue un golpe 'de especial impacto'.