Público
Público

El líder de la oposición paquistaní denuncia un estado policial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manifestantes se enfrentaban el domingo con la policía en la ciudad paquistaní de Lahore después de que el ex primer ministro y líder de la oposición Nawaz Sharif dijera que el Gobierno ha convertido el país en un estado policial.

Sharif ha dado su apoyo a una campaña de protesta de abogados antigubernamentales que amenaza con sumir a Pakistán en el caos mientras el Gobierno lucha contra los extremistas e intenta reanimar una economía en problemas.

Varios cientos de manifestantes, muchos miembros del partido religioso opositor Yamaat e Islami, lanzaron piedras a los agentes en el exterior del Tribunal Supremo de la ciudad de Lahore, donde estaba previsto que Sharif diera un mitin. Los policías respondieron con gases lacrimógenos y con cargas con porras.

Sharif dijo que las protestas contra el Gobierno van a seguir.

"Habéis visto a todo el país convertido en un estado policial. Han bloqueado todas las carreteras, han usado todo tipo de trucos ilegales", manifestó ante una multitud de periodistas reunidos en la puerta de su casa en la ciudad.

"Seguiremos marchando hacia nuestro destino. Hijos e hijas, ha llegado el momento de tomar las calles".

Si la crisis política se escapa de las manos el Ejército podría verse impulsado a intervenir, aunque la mayoría de los analistas dicen que es muy poco probable.

Estados Unidos está muy preocupado porque la crisis pueda distraer la campaña paquistaní para eliminar los reductos talibanes y de Al Qaeda en la frontera afgana, algo vital para sus planes de estabilizar Afganistán y derrotar a Al Qaeda.

Anteriormente, el partido de Sharif había dicho que fue detenido en su casa durante tres días. El agente de policía Babur Awan también dijo que se había emitido una orden de arresto.

Agentes antidisturbios prácticamente sellaban el acceso a la casa de Sharif, con controles de carretera en todas las entradas, pero responsables gubernamentales negaron que estuviera bajo arresto domiciliario. Uno de ellos indicó que ha sido puesto bajo "seguridad protectora" durante tres días, después de que rechazara varias opciones para hablar a sus simpatizantes con protección.

El alto cargo del Ministerio del Interior Rehman Malik dijo que las agencias de seguridad tenían información de que "enemigos de Pakistán" iban a lanzar ataques suicidas en el mitin, pero Sharif dijo que el Gobierno estaba actuando ilegalmente para frenar la campaña de protesta, y se dirigió en su vehículo blindado para hablar ante sus simpatizantes.

ENFRENTAMIENTO

La policía ha detenido a cientos de abogados y opositores desde el miércoles para prevenir su "larga marcha" por todo el país que pretende culminar el lunes en una sentada en el exterior del Parlamento en Islamabad.

que ganó una elección para ser primer ministro del Punjab, la más poblada e influyente de las cuatro provincias del país.

La principal demanda de la oposiciones el restablecimiento del antiguo presidente del Supremo, Iftikhar Chaudhry, destituido en 2007 por el entonces presidente y jefe de las Fuerzas Armadas, Pervez Musharraf. Zardari, viudo de la ex primera ministra Benazir Bhutto, se ha negado al considerarle una amenaza para su posición.