Público
Público

Los líderes europeos alcanzan un acuerdo final sobre el presupuesto de la UE

Por primera vez en la historia las nuevas cuentas para 2014-2020 tendrán una dotación inferior a las actualmente vigentes. España sale satisfecha porque se mantendrá como receptor neto de ayudas europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ha costado, pero finalmente los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han logrado este viernes, tras 25 horas de negociaciones ininterrumpidas, un acuerdo final sobre un presupuesto recortado para 2014-2020, que por primera vez en la historia tendrá una dotación inferior a la actualmente vigente.

'¡Conseguido! El Consejo Europeo ha acordado unas perspectivas financieras para el resto de la década. Valía la pena esperar', ha anunciado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en su cuenta de Twitter.

El acuerdo representa el triunfo de los contribuyentes netos, liderados por Reino Unido y Alemania, que reclamaban más ajustes en línea con la austeridad que Bruselas exige a los Estados miembros. Y es una derrota para el presidente galo, François Hollande, que defendía un presupuesto ambicioso que favoreciera el crecimisento.

España sale satisfecha de las negociaciones porque se mantendrá como receptor neto de ayudas europeas durante los próximos siete años. Ello mejora incluso las expectativas del Gobierno de Mariano Rajoy, que esperaba convertirse en contribuyente neto durante el periodo 2014-2020.

El acuerdo llegó tras intensas negociaciones, múltiples recesos y cuatro propuestas revisadas para cerrar unas cuentas que ascienden 959.990 millones de euros para los compromisos y 908.400 millones como techo de pagos.

La última propuesta de compromiso presentada de madrugada por Van Rompuy contenía un nuevo recorte de 13.000 millones de euros que no satisfizo a algunas delegaciones, y que hubo de volver a revisar hasta lograr la unanimidad requerida para pasar el texto al Parlamento Europeo (PE) para su aprobación, o en su caso, veto. El 'tijeretazo' que planteó el presidente del Consejo Europeo anoche se suma a los 80.000 millones de euros ya rebajados en noviembre, que supondrán una reducción del techo de gasto durante los próximos siete años de 33.000 millones de euros respecto al anterior periodo presupuestario (2007-2013).

Según el último documento de Van Rompuy, el mayor recorte recaerá sobre el capítulo dedicado a Conectando Europa, que reúne infraestructuras de transportes, energía y telecomunicaciones, para las que ahora se destinarán en torno 29.229 millones de euros, en lugar de los 41.249 millones de la propuesta de noviembre pasado. También sufrirán recortes en menor medida los capítulos de competitividad, ciudadanía, Europa global o Asuntos Exteriores y Administración.

En cambio, se mantiene el nivel de los fondos de cohesión y agricultura, muy defendidos por España, Francia e Italia, y se crea un fondo en favor de los jóvenes desempleados de regiones con más del 25% de parados al que se dedicarían 6.000 millones de euros.

Tras el cierre de la negociación por los Veintisiete, le corresponderá pronunciarse al Parlamento Europeo, que ya ha avisado de que vetará el texto si considera que cuenta con recursos insuficientes.