Público
Público

Los líderes de la UE rechazan el proteccionismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes de la Unión Europa rechazaron el domingo el proteccionismo para evitar que un nuevo "telón de acero" divida a los Veintisiete entre países ricos y pobres durante la crisis económica mundial.

en respuesta a las preocupaciones de medidas hacia el proteccionismo en favor de las industrias nacionales mine la unidad de la UE.

El Consejo Europeo no acordó ningún paquete de ayuda regional para el centro y el este de Europa tras la oposición de la canciller alemana, Angela Merkel.

Advirtiendo que la recesión podría causar nuevas divisiones en Europa dos décadas después de la caída de los regimenes comunistas en el este, el primer ministro húngaro, Ferenc Gyurcsany, dijo: "No deberíamos permitir que un nuevo "telón de acero" (...) divida Europa en dos partes".

"A principios de los 90 reunificamos Europa. Ahora existe otro reto: si podemos unificar Europa en términos de finanzas y economía", manifestó.

Al abordar tales preocupaciones, los líderes dijeron que el mercado único debería usarse como un motor para la recuperación económica.

"Acordamos que deberíamos utilizar el mercado único como motor económico lo más posible", dijo el primer ministro checo, Mirek Topolanek, cuyo país ex comunista preside la UE hasta finales de junio.

principalmente en el este - que no pueden hacer frente a semejantes rescates.

Alemania, la mayor economía del bloque, dijo que los países de la UE deben estar preparados para ayudarse entre sí pero no explicó cómo. Se ha opuesto a propuestas como emitir un bono de la eurozona para recaudar fondos para los miembros de la Unión en peor situación económica.

SENSIBLE SECTOR AUTOMOVILÍSTICO

Un plan francés de 6.000 millones de euros en prestamos estatales a sus fabricantes de automóviles bajo la condición de que no se lleven la producción a otros lugares provocó el temor de que los Gobiernos de la UE tratarían de proteger sus propias industrias en detrimento del resto.

La Comisión de la UE respaldó el plan francés, indicando que los préstamos no contenían condiciones formales sobre la localización de las fábricas, pero que supervisará su desarrollo de cerca.

El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, dijo antes de la cumbre que Europa no tenía otra opción que recortar su capacidad, ahora en 18 millones de coches, puesto que la demanda era sólo de 11 ó 12 millones.

Hungría solicitó la semana pasada 180.000 millones de euros en un paquete de ayuda para Europa central y del este, cuyas divisas se han visto golpeadas por la crisis.

Pero Merkel dijo que los países ex comunistas no estaban todos en la misma situación.

"Veo una situación muy diferente (entre los países del este)... No recomiendo entrar a debatir cifras inmensas", manifestó la canciller.