Público
Público

Londres demanda al BCE para proteger a sus cámaras de compensación

El banco central pretende aumentar el control sobre el mercado de opciones y futuros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno británico presentará una demanda contra el Banco Central Europeo por las nuevas normas que obligan a las más importantes cámaras de compensación a domiciliarse en la eurozona si superan determinado porcentaje de actividad en ella.

El BCE ordenó en julio ese traslado a todas aquellas compañías con un riesgo superior a 5.000 millones de euros en productos financieros denominados en euros, o si controlan más de un 5% del mercado en ese producto. En teoría, la orden obligaría a las mayores cámaras de compensación de Londres a trasladar su sede a París o a Fráncfort.

Londres alega que las nuevas normas vulneran la libre circulación de capitales y el derecho a realizar negocios internacionales en una Unión Europea que cuenta con varias monedas.

La noticia fue adelantada ayer por el Financial Times y más tarde confirmada por el Ministerio de Hacienda, aunque un portavoz precisó que, si bien han iniciado los primeros pasos jurídicos ante el Tribunal Europeo de Justicia, están dispuestos a negociar: 'El Gobierno quiere que este asunto quede resuelto sin conflictos, pero, si es necesario, no dudará en proseguir las acciones legales necesarias para asegurar que las reglas no perjudiquen a las compañías británicas'.

Las cámaras de compensación se ocupan de registrar y garantizar las transacciones en el mercado de futuros y opciones. Tienen un papel básico en el desarrollo de los derivados y todo tipo de complejos instrumentos con los que las instituciones financieras comparten el riesgo de sus inversiones.

El BCE quiere controlarlos de cerca, pero el Gobierno británico sospecha que es un intento de arrebatar a Londres la condición de plaza financiera más importante de Europa.

Hasta ahora, Londres ha conseguido parar la mayoría de las iniciativas francesas para imponer normas a las instituciones que operan en la eurozona.

Gordon Brown llegó a llamar a José Luis Rodríguez Zapatero antes de las elecciones de 2010 en Reino Unido para que se congelara la discusión de una norma sobre sociedades de capital riesgo (hedge funds), que ocupan una posición fundamental en la City londinense.

Hace unos meses, Londres impidió que París incluyera en una directiva europea ciertas restricciones a la capacidad de las cámaras de compensación de acceder a la liquidez del BCE, porque podía tener efectos similares a la norma ahora denunciada.

La iniciativa del BCE afectaría directamente a LCH Clearnet , con una gran presencia en el mercado de derivados emitidos en euros. LCH, con sede en Londres, se fundó en 1888 y se fusionó con la francesa Clearnet en 2003.