Público
Público

Lorenzo marca otra vez el ritmo en el Gran Premio de Portugal que se disputa hoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) volvió a marcar el ritmo en los entrenamientos oficiales de MotoGP, la tercera vez de tres posibles, con todos sus rivales tras su estela menos el australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici GP8), al que los problemas le acabaron relegando a la novena posición.

Lorenzo volvió a protagonizar unos magníficos entrenamientos en los que además del mejor tiempo logró un nuevo récord del circuito al que ninguno de sus rivales pudo llegar y eso que tanto su compatriota Daniel Pedrosa (Honda RC 212 V) como el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) lo intentaron hasta el último momento pero hubieron de conformarse con situarse tras él.

La incógnita surge con posterioridad al reto conseguido, pues como en las dos anteriores citas mundialistas, Jorge Lorenzo deberá responder a dos cuestiones hoy.

La primera de ellas será saber si tiene ritmo suficiente para mantenerse al frente de la carrera y la segunda si aguantarán sus antebrazos, pues si bien no existe un diagnóstico exacto, bien podría sufrir de síndrome compartimental y no aguantar las 28 vueltas a las que está programada la carrera.

Pero más problemas que Jorge Lorenzo tiene el actual campeón del mundo, el australiano Casey Stoner, quien no ha podido pasar de la novena posición de entrenamientos, con el resto de pilotos Ducati mucho más atrás, lo que pone en evidencia que existe un error de concepto en la nueva Desmosedici que trae de cabeza a todos en la escudería y en la fábrica de Borgo Panigale.

Stoner se ha quejado de tener problemas con el tren delantero de su moto, que no consigue llevar por donde él quiere y eso le ha supuesto no pocos quebraderos de cabeza que a día de hoy no ha conseguido solucionar.

El italiano Marco Simoncelli (Gilera) fue el más rápido el primer día y ha vuelto a repetir clasificación en el segundo, sin que ninguno de sus rivales le pudiese inquietar, aunque como ya sucediese en Jerez de la Frontera, quien más se le acercó fue el español Alvaro Bautista (Aprilia), que relevó en ese puesto al también español Alex Debón (Aprilia), que se cayó casi al final de los entrenamientos y no pudo defender su posición.

Debón se tuvo que conformar con la séptima plaza en los entrenamientos a algo más de un segundo del autor del mejor tiempo y como segundo español de la cilindrada, pues la falta de una puesta a punto relegó a posiciones más retrasadas tanto a Héctor Barberá (Aprilia) como a Héctor Faubel (Aprilia) o Julián Simón (KTM).

La escuadra que dirigen Josep Crivillé y Manuel Burillo al unísono, propiedad de Javier Sabio, el WRB en el que se encuentran el italiano Simone Corsi y el español Nicolás Terol, ambos sobre Aprilia, está llamado a lograr grandes éxitos a lo largo de esta temporada.