Publicado: 27.11.2013 20:07 |Actualizado: 27.11.2013 20:07

Lugo cambia su callejero para eliminar nombres franquistas

El BNG anuncia que rechazará que una calle de la ciudad gallega lleve el nombre de Manuel Fraga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La comisión municipal del callejero de Lugo decidió este miércoles modificar los nombres de varias calles de Lugo vinculados al franquismo, aunque no existió unanimidad toda vez que el BNG se opuso —y se opone— a que una vía lleve el nombre del expresidente de la Xunta Manuel Fraga como propone el PP.

La oposición se hizo patente durante la prolongada reunión que mantuvo en la mañana de este miércoles —desde las 10:00 hasta las 13:00 horas— la comisión municipal del callejero, en la que se debatió la sustitución de las últimas nueve calles con nombres de la dictadura.

A la salida de la reunión, el nacionalista Antón Bao remarcó que "ésta fue una labor que el BNG impulsó en su momento y que tiene que servir para eliminar de las calles de Lugo el nombre de personajes del régimen franquista y falangista".

"Fraga fue miembro de la dictadura y tuvo responsabilidades en la toma de decisiones que atentaron contra la vida de personas y también está incurso en la Ley de Memoria Histórica", advirtió Bao.

En total, en Lugo son nueve calles que mantienen una denominación vinculada con el franquismo: Hermanos Pedrosa, General Tella, Ramón Montengro, Cedrón del Valle, Ruíz de Alda, Teniente Coronel Teijeiro, Plaza Comandante Manso, y las avenidas de Carlos Azcárraga y Ramón Ferreiro.

Durante el desarrollo de la comisión, y hasta que el PP no introdujo el nombre de Fraga que fue apoyado por el alcalde José López Orozco al final del encuentro en una sala pegada al salón de pleno, se llegaba al acuerdo en el resto de los casos.

De esta forma se había logrado consensuar los cambios en las calles General Tella que pasaría a llamarse Avelino Pousa Antelo, Cedrón del Valle que quedaría como Isaac Díaz Pardo, Ruíz de Alda se sustituiría por Luís Cordero, la Plaza Comandante Manso volvería a llamarse Mártires de Carral, la glorieta Hermanos Pedrosa quedaría como Xaquín Lourenzo, y las avenidas Carlos Azcárraga y Ramón Ferreiro como Adolfo Suárez —aunque el BNG también se abstendrá en este cambio— y Reimundo de Borgoña.

Fuentes nacionalistas apuntaron que las intenciones de "colar" Manuel Fraga se corresponderían con la calle Ramón Montenegro y que fue esta cuestión la que impidió la unanimidad, aunque el nuevo callejero será previsiblemente respaldado en pleno.