Público
Público

Mabel Lozano retrata el esfuerzo cotidiano de cinco atletas paralímpicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vida corriente de cinco destacadas deportistas paralímpicas, con sus aspiraciones, su optimismo y su deseo de superación, es lo que retrata el documental "La teoría del espiralismo", firmado por la directora y actriz Mabel Lozano y proyectado fuera de concurso en la 54 Seminci de Valladolid.

La teoría del espiralismo emana de una de las protagonistas de la cinta, la ganadora de dieciséis medallas paralímpicas en natación Teresa Perales, la cual se resume en que "querer es poder" y en que "no hay más que poner ganas y luchar" por lo que se quiere, ha definido durante un coloquio previo al pase del documental.

La directora, Mabel Lozano, ha aseverado que con este trabajo ha querido mostrar la historia y el esfuerzo de cinco mujeres de su época en su ambiente y con su familia y sus amigos en su vida diaria, siempre teniendo en el horizonte su condición de deportistas de elite.

En la cinta también aparece Cristina Campos, una baloncestista en silla de ruedas que compite en el equipo masculino Fundosa ONCE, licenciada en Humanidades y apasionada por las Relaciones Internacionales.

Otra de las protagonistas es Sara Carracelas, medalla de bronce en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008, cuya vida diaria transcurre entre un puesto de trabajo "de lo suyo" y una hora y media de "sacrificado" entrenamiento en las piscinas que llevan su nombre en Rentería (Guipúzcoa).

Completan este elenco de deportistas Eva Ngui, una atleta invidente con aspiraciones de competir en igualdad de condiciones con las olímpicas, y Raquel Acinas, una ciclista que perdió una pierna en un accidente y que también participó en los pasados Juegos Olímpicos.

Mabel Lozano (Villaluenga, Toledo, 1967) ha sido presentadora de televisión y ha trabajado como actriz en series de televisión como "Los ladrones van a la oficina", "Lobos" o "La sopa boba", entre otras.

En cine, ha actuado en películas como "Grandes ocasiones" (1998), "Una pareja perfecta" (1998) o "París Tombuctú" (1999).

Su debut en la dirección de documentales se produjo en 2007 con "Voces contra la trata de mujeres", obra de la que también fue guionista.