Público
Público

Madonna reúne a sus amigos de Hollywood para recaudar fondos para Malaui y la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantante Madonna reunió a sus amigos de Hollywood, incluyendo a parejas de superfamosos como Tom Cruise y su esposa Katie Holmes, y Jennifer López y Marc Anthony, en un acto de recaudación de fondos en favor de Unicef y Malawi, en el que lograron 3,7 millones de dólares.

Durante la reunión, patrocinada por el grupo de moda italiano Gucci y presentada por Madonna, que acudió junto a su hija Lourdes María, los participantes aportaron esa millonaria cifra para asistir al Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) y a la ONG "Raising Malawi", informó hoy esa empresa mediante un comunicado de prensa.

A la fiesta, que se organizó en una gigantesca carpa instalada en los jardines de Naciones Unidas, asistieron muchos famosos, como Marc Anthony y Jennifer López, vestida con una traje marrón de la firma italiana y una presencia que confirma que la cantante no ha dado todavía a luz los gemelos que espera.

En los últimos días la prensa neoyorquina había especulado con la posibilidad de que la cantante de origen puertorriqueño estuviera ya ingresada en una clínica de Long Island, a punto de que nacieran sus hijos, que serán gemelos, según confirmó su padre, David López, hace un par de días a una cadena de televisión hispana.

Al evento, que duró hasta altas horas de la madrugada, asistieron también los actores Tom Cruise y su esposa Katie Holmes, así como Salma Hayek y su esposo Francois-Henri Pinault, que es el presidente del grupo francés PPR en el que se integra Gucci.

Demi Moore y Ashton Kutcher, Gwyneth Paltrow, Tea Leoni, Lucy Liu, Orlando Bloom, Helena Christensen, Sean Combs, Diane von Furstenberg, Nelly Furtado, Rosie O'Donnell y Brooke Shields, entre muchos otros invitados de lujo, contribuyeron al evento.

"No estamos en la ONU por casualidad. Hay algo poético en el hecho de que no estemos en Estados Unidos, sino en un trocito de tierra que pertenece al mundo", dijo Madonna, al dirigirse al público y referirse así al lugar, frente al East River, en que se ubican las instalaciones de Naciones Unidas.

Madonna, ataviada con un vestido gris de Gucci, firma elegida por la mayoría de los asistentes tanto masculinos como femeninos, subrayó también que en los últimos años ha "presenciado mucho sufrimiento y pérdidas, pero también he visto de cerca el espíritu humano".