Público
Público

Magna está dispuesta a cerrar la planta de Opel en Amberes (Bélgica)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La empresa austríaco-canadiense Magna, una de las principales candidatas para hacerse con la gestión de General Motors (GM) Europa, pretende cerrar la planta que el grupo automovilístico tiene en la ciudad belga de Amberes, según publica hoy la prensa de este país.

De hacerse con la filial europea de General Motors, el consorcio austríaco-canadiense haría recortes "más importantes que los anunciados hasta la fecha", según el diario belga "L'echo", que cita el plan de negocios de Magna, al que tuvo acceso la revista austríaca "Format".

Entre estos recortes se encuentra el cierre de la fábrica de Opel en Amberes, una medida también contemplada por otra de las candidatas a la compra de dicha compañía, la belga RHJ International, filial de la estadounidense Ripplewood.

Hasta el momento, el Gobierno de Flandes creía que Magna "tenía otras opciones para Amberes", según dijo a "L'Echo" el presidente de dicha región belga, Kris Peeters.

El líder flamenco mostró su intención de contactar con Magna y con RHJ para una clarificación de sus proyectos y ver si es posible una alternativa.

Asimismo, Peeters acusó al Ejecutivo germano de haber concedido 1.500 millones de euros en "créditos-relé", unas ayudas que en su opinión han obligado a los posible compradores de Opel a modificar su plan empresarial para cerrar plantas como la de Amberes, que da trabajo a unas 2.600 personas, en lugar de las ubicadas en Alemania.