Publicado: 01.05.2014 12:27 |Actualizado: 01.05.2014 12:27

La marcha del Día del Trabajo en Turquía termina con incidentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Decenas de ciudades de todo el mundo han celebrado este primero de mayo el Día del Trabajo [Ver Fotogalería]. Una de las concentraciones más numerosas se ha visto en la Plaza Roja de Moscú, con más de 100.000 personas. En Turquía y Camboya se han registrado incidentes entre manifestantes y policías que han impedido realizar las marchas con normalidad. 

En los países del sur de Europa destacan las reclamaciones por las mejoras laborales y contra la austeridad, mientras en Bangladesh han celebrado este día del trabajador recordando a las víctimas de la tragedia del derrumbe de la fábrica textil , exigiendo una compensación y una mejora de las condiciones laborales. 

Unos 140 detenidos, un centenar de heridos y una ciudad paralizada durante la mayor parte del día es el balance de las celebraciones del Primero de Mayo en Estambul, en la que varios sindicatos trataron de manifestarse en la emblemática Plaza Taksim, pese a la prohibición de las autoridades. La oficina del gobernador de Estambul informó de que 90 personas, entre ellas 19 policías, fueron trasladadas a hospitales y que 23 siguen en observación, aunque ninguna está grave. Además, fueron detenidas 142 personas, según el comunicado del gobernador, mientras que la Asociación de Juristas Progresistas (CHD) aseguró que ha sido contactada por 274 arrestados, entre ellos tres abogados.

En Turquía la policía uso gas lacrimógeno y balas de plástico  

Desde primera hora de la mañana, grupos de manifestantes intentaron acercarse a Taksim, centro neurálgico de Estambul y símbolo de la lucha obrera, que estaba rodeado por la Policía. Unos 39.000 agentes bloqueaban todas las avenidas que llevan hacia la plaza y las autoridades suspendieron los transportes públicos en gran parte de la ciudad, entre ellos el servicio de barcos que comunica la parte asiática con la europea. Ya sobre las 05.30 GMT se habían registrado los primeros choques en los barrios de Sisli y Besiktas, situados a unos dos kilómetros de Taksim, y pronto se produjeron enfrentamientos en 14 puntos distintos de la ciudad, de acuerdo con la cadena Yol TV. Un escenario especialmente violento fue Besiktas, donde la Policía usó granadas de gas y balas de plástico contra los manifestantes, que respondieron con adoquines, tirachinas y petardos.

El gobernador de Estambul, Hüseyin Avni Mutlu, advirtió este miércoles de que iba a impedir cualquier intento de manifestación en Taksim, por el riesgo de que se produjeran "provocaciones", mientras que varios grandes sindicatos y las federaciones de médicos y arquitectos anunciaron su decisión de marchar hacia esta plaza, un símbolo de la lucha obrera, pese a la prohibición.

Más de medio millón de cubanos, según estimación oficial, participaron en el desfile central por el Día de los Trabajadores en la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana, bajo la presidencia de Raúl Castro quien, como es costumbre, siguió la marcha desde una tribuna en el monumento dedicado al prócer cubano José Martí. En esa tribuna se estrenó hoy como único orador de la jornada el nuevo secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, sindicato único), Ulises Guilarte, con un discurso sin sorpresas en el que pidió el apoyo de los trabajadores para acrecentar la "eficiencia" y "productividad" ante los retos que afronta el país.

"Las tareas económicas y sociales que enfrentamos son cada día más complejas y difíciles. Para alcanzar su cumplimiento será definitorio y trascendente el respaldo mayoritario de una clase obrera como la nuestra, forjada en la lucha", afirmó Guilarte. El jefe del sindicato cubano insistió en la consigna de aumentar la "eficiencia, productividad, ahorro, disciplina y control" por ser las únicas garantías para "preservar las conquistas sociales" de la Cuba comunista.

No faltaron las referencias críticas a Estados Unidos, enemistado con la isla desde hace más de medio siglo, como "un poder imperial que no renuncia a cambiar el curso de la historia ahora también mediante el empleo de métodos más sofisticados y encubiertos para dividir y subvertir". Con esas palabras, Guilarte aludió al "caso Zunzuneo", la red social en teléfonos celulares organizada por Estados Unidos en Cuba, que ha calificado esta acción como una parte más de la "estrategia subversiva" del país norteamericano contra la isla.

Los principales sindicatos franceses se manifestaron hoy en París para protestar contra el plan de ajuste presentado por el Gobierno socialista francés, en una jornada que la líder del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, utilizó para arremeter contra la Unión Europea (UE).

"Es difícil ver la diferencia entre la política de Nicolas Sarkozy y la de François Hollande. Tenemos la sensación de que una es la continuación de la otra: no a los salarios, no al empleo, sí al declive industrial de nuestro país", declaró a la prensa el secretario general de la Confederación General de los Trabajadores (CGT), Thierry Lepaon. Ese sindicato, junto con Fuerza Obrera (FO), la Federación Sindical Unitaria (FSU) y Solidaires, congregaron a los trabajadores en la simbólica plaza de la Bastilla de París, símbolo de la Revolución Francesa, para protestar contra el plan de ajuste de 50.000 millones de euros entre 2015 y 2017 presentado por el Gobierno socialista.

Un manifestante posa con una careta de Hollade y una máscara de Sarkozy. REUTERS

El plan, que abandera el primer ministro, Manuel Valls y que aprobó la Asamblea Nacional francesa, contempla la congelación del sueldo de los funcionarios, la disminución del número de empleados públicos y la reducción del presupuesto destinado a Sanidad y prestaciones sociales, entre otras medidas. Servirá, esencialmente, para financiar el "pacto de responsabilidad", una rebaja impositiva de 30.000 millones de euros que el Ejecutivo a concedido a las empresas para que ganen competitividad y generen empleo.

En la manifestación de París participó el candidato español de la formación Podemos a las elecciones europeas, Pablo Iglesias, quien quiso de esa forma hacer "un gesto un gesto a todos esos jóvenes de nuestro país que para poder trabajar han tenido que emigrar". "Es fundamental decir en Europa, con otros europeos del sur, que no queremos ser una colonia" en la que "mano de obra barata y maltratada sirve tapitas y cañitas a los ricos del norte", declaró Iglesias.

Trabajadores oficialistas y opositores comienzan a reunirse en sus puntos de encuentro respectivos para iniciar las marchas que conmemoran el Primero de Mayo en Venezuela y que esperan reunir a miles de personas. Los seguidores del "proceso revolucionario" liderado por el presidente Nicolás Maduro tienen previsto confluir en una plaza del centro de la capital, a la que llegarán marchas procedentes de tres puntos del centro-oeste de Caracas, zona donde el oficialismo cuenta con más apoyo.

En días pasados, representantes sindicales identificados con el Gobierno, como la Central Bolivariana de Trabajadores, indicaron que para el día de hoy esperaban "alrededor de dos millones" de seguidores del chavismo marchando en la capital. "#Mayo De Los Trabajadores para consolidar el socialismo, es decir la sociedad del valor del trabajo para satisfacer las necesidades humanas (sic)", escribió el canciller venezolano, Elías Jaua, en su cuenta de la red social Twitter. "¡Hoy también celebramos al más grande TRABAJADOR de esta Patria: Nuestro Padre y Cdte CHÁVEZ! #Mayo De Los Trabajadores #Maduro Es Pueblo Trabajador (sic)", recordó la ministra de la Comunicación, Delcy Rodríguez, también a través de esta plataforma.

Por su parte, la convocatoria de la oposición, en la que participarán también estudiantes y diversos sindicatos, discurrirá por la zona este caraqueña, movilización donde se continuará con las protestas contra el Ejecutivo que se iniciaron hace más de dos meses. "Que hoy tod@s los trabajador@s marchen y se expresen pacíficamente,con contundencia, en rechazo al modelo castro comunista fracasado (sic)", afirmó en su cuenta de la misma red social el líder opositor y excandidato presidencial, Henrique Capriles.

Según el Ministerio del Interior ruso, 100.000 personas se manifestaron este jueves en la Plaza Roja de Moscú convocados por los sindicatos para celebrar la festividad del Primero de Mayo, marcada este año por la crisis con la vecina Ucrania. El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, destacó ante los congregados que la celebración este año de la Fiesta del Trabajo es especial ya que, por primera vez desde la desintegración de la URSS en 1991, los sindicatos han organizado su marcha en la Plaza Roja, junto a las murallas del Kremlin.

El presidente de la Federación de sindicatos independientes de Rusia, Mijail Shmakov, intervino ante los congregados para asegurar que los trabajadores quieren una solución pacífica a la crisis con Ucrania. "Vivimos una situación difícil, tensa, con nuestra república hermana de Ucrania, una situación que amenaza a muchos países de Europa. Hoy es más actual que nunca nuestro lema de 'paz, trabajo, mayo'".

Como es tradicional desde la caída de la URSS, los comunistas celebraron su propia manifestación del Primero de Mayo por separado, y una columna de unas 5.000 personas marchó hasta la plaza Kalúzhkaya, encabezados por su líder, Guenadi Ziuganov. Entre los participantes, muchos ondeaban banderas de ciudades rebeldes prorrusas de Ucrania, como Donetsk y Lugansk, y pancartas pidiendo la dimisión del Gobierno ruso de Dmitri Medvédev u otras como "el mejor turismo en Crimea" o "NATO, go home".

Fuerzas del orden y manifestantes protagonizaron hoy enfrentamientos en Turín (norte de Italia) que se saldaron con tres detenidos y siete policías heridos durante las celebraciones del Primero de Mayo, según medios locales. Si bien en las principales ciudades italianas este Día del Trabajo se desarrolló sin incidentes, en Turín el clima de tensión fue elevado desde el comienzo de la jornadas.

Los choques entre fuerzas del orden y manifestantes se registraron a primera hora de la mañana en el centro de la ciudad, con un saldo de siete policías heridos, varios manifestantes con contusiones leves y tres detenidos, uno de ellos acusado de golpear en la cabeza a un agente. Además, la policía se incautó de decenas de barras metálicas y un pico, indicaron los medios.

En Turín, al igual que en el resto de Italia, esta jornada se alzó la voz contra la crisis económica y el desempleo y se recordó al joven Federico Aldrovandi, muerto en 2005 en Ferrara (centro de Italia) supuestamente a mano de cuatro policías. En la manifestación turinesa también estuvo presente la construcción de la línea del tren de alta velocidad entre esta ciudad italiana y la francesa de Lyon, un proyecto al que se opone desde hace años el conocido "Movimiento No-TAV".

Por el contrario, en el resto de Italia el Día del Trabajo transcurrió con normalidad, a pesar de que ayer el Instituto Nacional de Estadística (Istat) italiano reveló que la tasa de desempleo se mantuvo en marzo en el récord del 12,7 %, el porcentaje más alto desde 1977.

Miles de trabajadores reclamaron hoy en el Sudeste Asiático mejoras laborales y salariales durante las manifestaciones convocadas en varios países por el Primero de Mayo, en una jornada marcada por los incidentes registrados en Camboya. Varias personas resultaron heridas en Phnom Penh cuando agentes municipales de seguridad dispersaron con violencia una manifestación organizada en el Parque de la Libertad y que violaba la prohibición de reuniones públicas decretada por las autoridades, según el diario "Phnom Penh Post". La carga comenzó tras los discursos de los líderes de la oposición, que antes, en el distrito donde se concentra el grueso de las fábricas en la capital camboyana, homenajearon a cinco trabajadores muertos por disparos de la Policía durante la huelga de enero del sector textil.

Los trabajadores del textil, ramo clave de la economía camboyana, reclaman un aumento del salario mínimo hasta los 160 dólares al mes, 60 más de lo que les ofrecen, y la puesta en libertad de 21 compañeros detenidos en enero.

En China, inmigrantes indonesios se manifestaron bajo la consigna "Terminad con la esclavitud"

En China miles de trabajadores de todos los sectores de la región de Hong Kong protagonizaron una marcha por el Primero de Mayo, mientras en la parte continental de China la festividad pasó desapercibida. Obreros, profesores, o empleados emigrantes, entre otros, tomaron las calles de la isla para reclamar mejores condiciones laborales y cambios en la legislación en una manifestación organizada por la Confederación de Sindicatos. Trabajadores indonesios inmigrantes protestan durante una manifestación bajo la consigna "Terminad con la esclavitud"

En Bangladesh los manifestantes han pedido mejores condiciones laborales con el recuerdo presente del derrumbe de la fábrica textil, por lo que los familiares y afectados han pedido una compensación, que más de un año después de la tragedia , todavía no ha llegado. 

En Indonesia, miles de personas participaron en una marcha en Yakarta para reclamar mejoras salariales y la eliminación de la subcontratación, en la primera ocasión en la que el Primero de Mayo es jornada festiva en este país, el cuarto más poblado del mundo.  Los manifestantes pidieron un aumento del 30 % del salario mínimo en 2015, después de que el Gobierno de la capital lo elevara a 2,4 millones de rupias (206 dólares) a principios de año.

En Malasia, unas 20.000 personas acudieron a la convocatoria de un centenar de organizaciones en contra del impuesto sobre bienes y servicios que el Gobierno pretende introducir en abril de 2015, de acuerdo con el portal "Malaysia Insider".

Varios manifestantes pidiendo el "fin de la esclavitud" en China - EFE

En Filipinas, profesionales del transporte y sindicatos de profesores, funcionarios, personal de banca y teleoperadores se concentraron en Manila para denunciar el rechazo del Ejecutivo a aumentar el salario mínimo, según el diario "Inquirer".

En Singapur, el primer ministro, Lee Hsieng Loong, rindió homenaje a los primeros sindicalistas y pidió gratitud hacia ellos por su contribución para derrotar el comunismo y abrir la economía para atraer inversión extranjera, de acuerdo con el rotativo local "Straits Times". Lee también prometió reformas para permitir que las personas mayores de 65 años puedan seguir trabajando si así lo desean, en un acto ante un millar de sindicalistas.

Varios miles de personas protestaron hoy contra las políticas de ajuste impuestas a Grecia por los acreedores internacionales, en las manifestaciones del Primero de Mayo celebradas en las principales ciudades de este país y que los sindicatos han proclamado día de huelga general.

El centro de Atenas quedó cerrado al tráfico durante el transcurso de la manifestación convocada por las dos principales confederaciones sindicales, ADEDY, del sector público, y GSEE, del privado, bajo el lema de "Nunca más un Primero de Mayo en el paro".

En un comunicado, ambos sindicatos recordaron que este año "el Día del Trabajo coincide con el cuarto aniversario del primer paquete de ajustes impuesto por la troika de acreedores, que supuso "un ataque frontal contra trabajadores, jóvenes y jubilados, con recortes salariales dramáticos y la abolición de los derechos laborales".