Público
Público

Más incertidumbre sobre el empleo

Un 10% de los españoles teme que vaya a perder su trabajo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía española ha iniciado el año con una muy modesta recuperación. Es de los países de la eurozona que muestra un ritmo de crecimiento del PIB (medido en tasa interanual) de los más discretos. La previsión del Gobierno es que, en media, la actividad económica aumente este año un 1,3% (el consenso de los analistas independientes y de los organismos internacionales se queda en la mitad); pero es una tasa insuficiente para reducir de modo apreciable la tasa de desempleo, que ahora supera el 20%: los propios cálculos oficiales estiman que se podrían crear este año entre 50.000 y 100.00 empleos netos.

El empleo es el principal problema y la principal preocupación de la economía española. Y así lo reflejan los últimos datos del Publiscopio económico, realizado a principios de febrero. Las variaciones en las respuestas de los entrevistados son más destacables en lo que se refiere al mercado laboral.

Disminuyen los que piensan que tienen un puesto de trabajo seguro

Así, se aprecia una mayor inseguridad en torno al empleo. La leve mejoría de la economía que se ha observado en los últimos meses se ha reflejado en diversos indicadores (desde el aumento del PIB hasta los menores impagos o la mayor creación de empresas), pero no en los datos del paro. Y eso se traslada al estado de opinión de los españoles, en algo más que una diferencia de matiz: se reduce el porcentaje de los que creen que es 'seguro' que conservarán su empleo actual (del 54,6% de hace un año al 47,1% de ahora). La incertidumbre sobre el futuro del puesto de trabajo se corresponde también con un incremento de los que sólo se atreven a decir que 'probablemente' seguirán ocupados en los próximos doce meses. Por su parte, son 10% los que creen que perderán su trabajo.

Los que más seguros están de mantener su empleo son los trabajadores más veteranos, de 45 o más años (el 55% de los entrevistados). Y, en el otro extremo, entre los más jóvenes, de 18 a 29 años, se encuentra el mayor porcentaje de los que temen perder su empleo (el 14%). Este mayor grado de incertidumbre sobre la situación laboral explicaría que haya aumentado el número de personas que no están satisfechas con su empleo: un 16,9%, frente al 13,8%.


Igualmente, la incertidumbre sobre el mercado de trabajo se extiende a aquellos que están ahora parados. Las noticias sobre las cifras de desem-pleo han hecho mella en su ánimo, y, de ese modo, tres de cada cuatro personas sin ocupación responden que tendrán mucha dificultad para emplearse. Concretamente, el 76,8% de los encuestados, frente al 67,6% de hace un año. Sólo un escuálido 1,9% de los parados piensa que encontrará empleo fácilmente.

Aquí son también los parados de más edad los más pesimistas sobre la posibilidad de abandonar su situación: el 89% de los desempleados mayores de 45 años opinan que lo tendrán muy difícil para encontrar trabajo; en el otro extremo, el pesimismo alcanza el 68% entre los 18 y 29 años.