Público
Público

Más muertos,menos atascos

Fallecen 23 personas en el fin de semana 14 más que en 2009 pero el balance mensual mejora 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los atascos kilométricos en las carreteras durante las salidas y los regresos de vacaciones son cosa del pasado. La operación retorno de agosto, que fijó la franja horaria de mayor riesgo de atascos en la tarde de ayer, no registró apenas retenciones en toda la red nacional de carreteras. 'De hecho, hay menos tráfico que cualquier otro domingo de verano', explicaron a las 19.40 horas, uno de los momentos críticos de la jornada, fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT). La circulación en los accesos a las grandes ciudades fue 'muy fluida', a excepción de provincias como Málaga, Granada o Asturias.

En los últimos cinco años, apenas se han producido grandes retenciones en los inicios y finales de los periodos estivales. Los problemas se reducían a momentos puntuales como el de principios de agosto de 2009, con cerca de 200 kilómetros de atascos.

A pesar de la escasez de problemas circulatorios, el caudal de viajeros (las primeras estimaciones de la DGT calculaban 4,3 millones durante los tres días) dejó un repunte en el número de accidentes y de víctimas mortales respecto al mismo fin de semana del año anterior. El dispositivo especial que la DGT desplegó entre las 15:00 horas del viernes y las 00:00 horas de la pasada noche registró al menos 23 víctimas mortales, 14 más que en 2009. Esta fotografía provisional se realizó a las 20:00 horas de ayer. El balance final se hará público a lo largo del día de hoy. La jornada del sábado fue la más trágica de agosto, con 14 muertos, siete heridos graves y cuatro leves en 12 accidentes.

Sin grandes accidentes

La tasa de fallecidos no creció el fin de semana debido a un gran accidente con muchas víctimas mortales. De hecho, apenas hubo dos siniestros con dos fallecidos. En los otros 19, murió una sola persona. El clima tampoco ha sido motivo de repunte.

La DGT evita hacer comparaciones entre periodos cortos de tiempo de un año a otro. El motivo que alega es que la variación de las fechas en el calendario o de las condiciones meteorológicas entre un año y otro pueden llevar a engaño. De hecho, a pesar del repunte del último fin de semana, el balance mensual de agosto a falta de dos días para terminar el mes es mejor que el de hace un año: cerca de 30 víctimas menos.