Público
Público

Massa asegura que el coche no envió ninguna señal antes de explotar el motor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El piloto Felipe Massa (Ferrari) estaba desolado al final del GP de Hungría, después de que se le escapase la victoria cuando la tenía en las manos, pero el motor de su coche le explotó sin que, según el brasileño, recibiese señal previa alguna.

"Ha pasado sin ningún tipo de aviso. Estaba administrando el ritmo porque tenía una buena ventaja sobre el segundo después de que (Lewis) Hamilton se quedara atrás por sus problemas y no estaba corriendo ningún riesgo", dijo el piloto suramericano.

Por este motivo, Massa aseguró que se sentía "muy decepcionado", porque veía el triunfo y porque todo se le había encarrilado desde la salida de la parrilla, cuando efectuó dos adelantamientos espectaculares.

"La competición puede ser cruel. Ahora no debemos rendirnos, sino reaccionar rápidamente", dijo un abatido Massa, quien se hubiese colocado líder del mundial, además de haber sumado la cuarta victoria de la temporada de haber llegado a la meta.

Su compañero Kimi Raikkonen se lamentó también por la desgracia del brasileño cuando sólo faltaban tres vueltas para el final, y reconoció que dentro del equipo el incidente se había recibido como "un duro golpe".

Respecto a su carrera, en la que debió seguir la trazada de Fernando Alonso (Renault) durante muchas vueltas, Raikkonen fue contundente: "Para mí ha sido duro porque, cuando pasas mucho tiempo detrás de un coche más lento se hace frustrante y aburrido. Cuando al final pude presionar, el coche iba muy bien, pero era demasiado tarde. Cuando estaba detrás de Glock, hacia el final, tuve que reducir porque tenía un problema mecánico y el equipo me dijo que me asegurara de llevar el coche a la meta".