Público
Público

Los mauritanos acuden en buen número a votar para elegir al nuevo presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los mauritanos respondieron hoy a la llamada de las urnas de forma serena y democrática y se acercaron a votar en buen número para elegir al presidente de la república y poner fin así a la crisis desatada tras el golpe de Estado de hace un año.

Los colegios electorales abrieron sus puertas a las 07.00 hora local (misma hora GMT) y cerraron a las 19.00, aunque los resultados no se conocerán probablemente hasta mañana.

Aunque el Gobierno no ha facilitado datos oficiales sobre la participación, observadores y periodistas coinciden en que la afluencia de votantes ha sido alta.

La atmósfera que reinó a lo largo de la jornada fue de una gran tranquilidad, según los observadores, pese a que, sólo horas antes de que comenzasen los comicios, un tiroteo en pleno centro de Nuakchot alteró el panorama.

En ese incidente fueron detenidos dos presuntos terroristas de la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico, que supuestamente fueron los autores del asesinato hace un mes del cooperante estadounidense Christopher Logest.

El tiroteo no consiguió enturbiar una pacífica jornada, pese a la fuerte competencia entre los principales candidatos: el general golpista y ex jefe la Junta Militar, Mohamed Uld Abdelaziz, el líder de la oposición parlamentaria, Ahmed Uld Dadah, y el presidente de la Asamblea Nacional, Mesaud Uld Buljeir.

En un segundo plano, con menos opciones de estar entre los dos candidatos que -si ninguno de ellos alcanza más de la mitad de los votos- pasarán a la segunda vuelta del 1 de agosto, está el también militar golpista Ely Uld Mohamed Vall, que dirigió la transición a la democracia entre 2005 y 2007.

Los nueve aspirantes han mantenido a lo largo de hoy las declaraciones altisonantes que prodigaron durante la campaña de unas elecciones que se han presentado como trascendentales para el futuro del país.

Tras depositar su voto, Abdelaziz reiteró su certeza de que va a alzarse con el triunfo en la primera vuelta, sin necesidad de disputar la segunda ronda, lo que ha disparado las sospechas entre la oposición de que el militar haya preparado un fraude electoral que le evite tener que jugársela el 1 de agosto.

"La probabilidad de fraude sigue ahí", señaló el coronel Vall tras votar, y agregó que, en ese caso, ofrecerá resistencia.

Por su lado, Uld Dadah criticó el tiroteo en el que fueron detenidos los dos presuntos terroristas, y lo consideró un "montaje" por parte de los servicios de seguridad para reforzar la imagen de Abdelaziz.

Por su lado, la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) y los cerca de 300 observadores internacionales no denunciaron ninguna violación de las leyes durante el sufragio.

Sin embargo, esto no otorga el certificado de transparencia a las elecciones, ya que para ello habrá que esperar a una evaluación global tras la clausura de los colegios y al recuento de los votos.

Los mauritanos podrán seguir en directo a través de la radio y la televisión públicas los resultados de los distintos colegios a medida que éstos sean dados a conocer por el Ministerio del Interior.

Los cuarteles generales de los candidatos también tienen previsto hacer un recuento propio gracias a la colaboración de sus interventores distribuidos por todo el país.

Con las primeras luces del domingo, se conocerá si Mauritania tiene un nuevo presidente o si, finalmente, se celebra una segunda vuelta.