Público
Público

Médicos pueden predecir impotencia por terapia cancer próstata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Un paciente bajo tratamientopor cáncer de próstata puede conocer la probabilidad de quedarimpotente con la intervención.

Un nuevo estudio, publicado en Journal of the AmericanMedical Association, proporciona fórmulas para determinar elnivel de riesgo de tres tratamientos más comunes para estecáncer, incluida la cirugía y la radioterapia.

Un experto consideró que los resultados son "un gran pasohacia adelante", pero aconsejó a médicos y pacientes noutilizar los resultados para optar entre tratamientos.

"Sirven para los pacientes que ya decidieron si se operaráno recibirán radioterapia y preguntan '¿Qué efectos deberíaesperar?'. Esto les dará una buena respuesta", dijo el doctorPhilipp Dahm, urólogo de la University of Florida enGainesville, quien no participó del estudio.

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, uno de cadaseis hombres desarrollará cáncer de próstata en algún momentode la vida y uno de cada 36 morirá por la enfermedad.

Este año, unos 90.000 estadounidenses se realizarán unaprostatectomía radical, una cirugía para extirpar la próstata.Los efectos adversos más comunes de la intervención son laimpotencia sexual y la incontinencia urinaria durante lasactividades diarias.

Recientemente, urólogos comprobaron que algunos pacientestambién tendrían pérdida de orina durante las relacionessexuales.

Aun así, determinar la frecuencia de esos efectos adversosno es fácil.

En el nuevo estudio, los autores analizaron la situación demás de 1.000 hombres tratados por cáncer de próstata endistintos hospitales de Estados Unidos.

Todos respondieron sobre la vida sexual antes de lacirugía, la radioterapia externa o el tratamiento con semillasradioactivas implantadas en la próstata.

Más de un cuarto dijo que había sido impotente antes deltratamiento, mientras que un 52 por ciento empezó a tenerproblemas de erección a los dos años del tratamiento.

En el grupo tratado con cirugía, el 60 por ciento de loshombres con una buena vida sexual previa se volvió impotente,comparado con el 42 por ciento de los pacientes que recibióradioterapia externa y el 37 por ciento del grupo tratado consemillas implantadas.

Aun así, la probabilidad de desarrollar problemas sexualesvarió significativamente, según la edad, la etnia, el peso, lafunción sexual previa, los niveles de antígeno prostáticoespecífico (PSA, por sus siglas en inglés), el tratamientohormonal utilizado y el tipo de cirugía.

Para un afroamericano de 60 años con peso normal y buenavida sexual previa, la probabilidad de perder capacidad detener una erección con las semillas radioactivas fue de apenasel 2 por ciento, mientras que un hombre blanco extremadamenteobeso de 70 años tendría un 58 por ciento de riesgo de volverseimpotente con el mismo tratamiento.

"La función sexual es lo que más afecta el tratamiento delcáncer prostático", dijo el doctor Martin G. Sanda, directordel Centro Prostático del Centro Médico Beth Israel Deaconess,en Boston, y director del estudio.

"Hasta ahora, no existía nada igual para estimar losefectos secundarios del tratamiento de cáncer prostático",expresó.

Sanda comentó que el próximo paso es facilitar el acceso aestas fórmulas de cálculo con, por ejemplo, una herramienta deinternet, y extenderlas a otros efectos adversos, como laincontinencia.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, 20 deseptiembre del 2011