Publicado: 29.10.2014 17:03 |Actualizado: 29.10.2014 17:03

Medio centenar de países acuerdan intercambiar información fiscal a partir de 2017

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Los ministros de Finanzas de 51 países, entre los que se encuentra España, firmaron el miércoles un acuerdo para intercambiar información tributaria automáticamente, un pacto que según el ministro de Finanzas alemán marca el fin de la evasión fiscal a través de cuentas bancarias secretas. "Haremos una contribución conjunta para una mayor transparencia y equidad en nuestro globalizado siglo XXI", dijo Wolfgang Schaeuble en la conferencia de unos 100 países coordinada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El compromiso de estos países, provenientes según Schaeuble de cuatro continentes, es resultado de años de esfuerzos de la OCDE para facilitar el acceso de las autoridades fiscales a los datos bancarios. De ellos, 48 países y territorios lo harán desde 2017 y 2 más desde 2018.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, dijo que el acuerdo fiscal debe "ayudar a recuperar la confianza que el público perdió" durante la crisis financiera mundial. "La evasión fiscal no es sólo ilegal, es inmoral", sostuvo el ministro de Finanzas británico, George Osborne, en la conferencia de prensa de los ministros. "Tú le robas a tus conciudadanos y deberías ser tratado como un ladrón común", agregó.

Estados Unidos no firmó el acuerdo de Berlín. Gurría sostuvo que Washington está llevando a cabo su propio debate interno en materia de impuestos, pero que es un "muy fuerte partidario de todo lo que estamos haciendo".

Por parte española han asistido el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre.

El ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, calificó el acuerdo de Berlín como el "primer pilar en la lucha contra el fraude fiscal cometido por personas privadas". "Posteriormente tenemos que reducir la optimización fiscal de las empresas", agregó. Schaeuble dijo al diario alemán Bild antes de las conversaciones que el acuerdo de la OCDE dificultaría la evasión fiscal, agregando que "el secreto bancario en su antigua forma ha pasado a la historia". El ministro germano, cuyo padre fue un asesor fiscal, ha luchado últimamente para que la Unión Europea cierre las lagunas utilizadas por las multinacionales para reducir las facturas de impuestos al aprovechar las diferencias entre las normas fiscales de cada país.

El acuerdo multilateral para el intercambio de información es el resultado del proyecto puesto en marcha por Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido. El llamado G-5 envió en 2013 una carta al comisario europeo de Asuntos Fiscales mostrando su intención de avanzar en la extensión de dicho acuerdo, siguiendo el modelo de acuerdo FATCA con Estados Unidos, en cuya elaboración intervinieron activamente. A partir de este proyecto del G-5, la OCDE aprobó el 17 de enero de 2014 un modelo de acuerdo sobre este sistema común y estandarizado de intercambio de información.

Según el Gobierno español, la firma de hoy, así como el acuerdo político alcanzado en el Ecofin de la UE del 14 de octubre para establecer este sistema de intercambio de información en el ámbito comunitario, supone un "avance histórico y radical" en materia de transparencia y control fiscal internacional en un escenario económico cada vez más global e interrelacionado.

En 2017 se iniciará el intercambio automático de información, con datos referidos a cuentas financieras que estén abiertas a finales de 2015 y a las cuentas que se abran con posterioridad a esa fecha. La información se intercambiará anualmente y de forma automática, es decir, sin necesidad de requerir a las autoridades fiscales extranjeras información referente a algún caso individualizado por haberse encontrado indicios de fraude. De esta forma, la Agencia Tributaria tendrá acceso a un sistema de intercambio de información automática y estandarizada de todo tipo de cuentas financieras, lo que conllevará un mejor control del fraude fiscal y, por tanto, un aumento de los ingresos públicos que hará posible reducir la carga sobre los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones tributarias.

Entre los 54 países y jurisdicciones que se han comprometido a intercambiar información desde 2017, además de la práctica totalidad de los países de la UE, se encuentran otros estados como Argentina, Barbados, Colombia, Corea, India, Islandia, Mauricio, México, San Marino, Seychelles, Sudáfrica, Trinidad y Tobago, Islas Feroe, Guernesey, Isla de Man y Jersey y los territorios británicos de ultramar Anguila, Bermuda, Gibraltar, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas y Montserrat, muchos de ellos considerados hasta ahora como paraísos fiscales.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-existe-algun-partido-politico-capaz-de-poner-coto-a-los-paraisos-fiscales