Público
Público

Medvédev compara el ataque a Osetia del Sur con el 11-S e insta a sacar lecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, comparó hoy la agresión georgiana a Osetia del Sur con los ataques del 11-S a Estados Unidos e instó al mundo a extraer lecciones, como se hizo en 2001.

"Me ha venido a la mente que el 8 de agosto (día en que las tropas georgianas entraron en la región separatista de Osetia del Sur) ha sido para Rusia lo mismo que el 11 de septiembre para Estados Unidos", dijo Medvédev ante un nutrido grupo de periodistas y politólogos rusos y extranjeros

Recalcó que se trata de una "comparación exacta, que se corresponde con las realidades rusas".

"De la tragedia del 11 de septiembre y de otros acontecimientos trágicos la humanidad ha extraído lecciones. Quisiera que el mundo saque también lecciones de estos sucesos (en Osetia del Sur)". añadió.

El presidente ruso recalcó que hay zonas en las que su país "tiene intereses" y agregó: "Negarlo no tiene sentido y es pernicioso, pues vamos a defender nuestros intereses y los intereses de los ciudadanos de la Federación de Rusia".

Declaró que los últimos acontecimientos en el Cáucaso han acabado con las ilusiones que había respecto de la arquitectura de seguridad mundial.

"Aquellos que creían que existía un orden mundial justo, que el sistema de seguridad es óptimo, que mantiene los contrapesos y que los principales jugadores se encuentran en un estado de equilibrio han comprendido que ello no es así", agregó el jefe del Kremlin.

La seguridad del mundo, subrayó, "requiere de una intervención importante de todas las fuerzas constructivas para edificar una nueva estructura de seguridad".

"La actual no nos satisface", apostilló.

Medvédev hizo estas declaraciones en una entrevista con los miembros del club internacional de debate "Valdái", que la víspera se reunieron con el primer ministro, Vladímir Putin, en Sochi, balneario a orillas del mar Negro.

En el encuentro de ayer, Putin negó que Rusia tenga ambiciones imperialistas y que atente contra la soberanía de las repúblicas que formaron parte de la Unión Soviética.

"No tenemos ni tendremos ninguna ambición imperialistas que nos quieren imputar", dijo.

El jefe del Gobierno recordó que precisamente Rusia fue la promotora del fin de la existencia de la Unión Soviética y que, de no haber sido por ella, "la URSS existiría hasta ahora".

"Tomamos esa decisión hace mucho tiempo y no tenemos ni deseos ni motivos para atentar contra la soberanía de las antiguas repúblicas de la URSS", enfatizó.

Putin indicó que si Moscú no hubiese defendido a la región separatista georgiana de Osetia del Sur, Rusia habría recibido un "segundo golpe", en alusión a la desestabilización del Norte del Cáucaso.

Explicó que la autoridades rusas detectaron la creación en algunas repúblicas rusas del Cáucaso Norte de organizaciones que, "con el pretexto de que no se hubiera defendido a Osetia del Sur, habrían planteado la secesión".

Putin señaló la necesidad de llegar a acuerdos sobre normas comunes de conducta y de crear un nuevo sistema de seguridad, al tiempo que recalcó que no ve motivos para una nueva confrontación entre Rusia y Occidente.

"No tenemos contradicciones ideológicas, no hay fundamentos para una guerra fría. Por el contrario, tenemos muchos problemas comunes, que podremos resolver con eficacia sólo mancomunando esfuerzos", dijo el primer ministro.

Sin embargo, Medvédev, en una reunión ayer con los responsables de la defensa del país, indicó que una de las prioridades de Rusia es la modernización de sus Fuerzas Armadas.

"Debemos concentrarnos en el rearme. Está fuera de toda duda, que en esta decisión influye la crisis en el Cáucaso, la agresión de Georgia y su continua militarización", dijo.

Muchos recuerdan ahora las palabras que le dijo Putin a la canciller federal alemana, Angela Merkel, sobre su sucesor pocas semanas antes de entregarle el mando del Kremlin.